Era una de las medidas más controvertidas para la regulación de la red en UK, un foco mediático que buscaba proteger a los menores y cuya propuesta ha sido un caso de estudio para otros países europeos. Las dudas acerca de esta regulación estaban presentes desde el inicio, y no estaba muy claro que fuese a ser una medida efectiva para alejar a los menores delos páginas web con contenidos para adultos en internet, dado que era fácilmente sorteable.

Además, las dudas sobre la privacidad de aquellos usuarios legítimos que sí que consumen este tipo de contenidos por pleno derecho -los mayores de edad- generaron cierta polémica, y aunque no se trataba de un registro público para aquellos que quisieran consumir contenidos para adultos, sí que ponía en entredicho la libertad individual de los consumidores, aunque se propuso como alternativa una suerte de tarjetas de libre compra para adultos que daban acceso a las webs calificadas como X.

La medida estaba prevista que entrase en vigor el 15 de julio de este mismo año, pero el regulador británico ha frenado de forma indefinida su entrada en vigor según diversas fuentes de Sky, sin que hayan trascendido los motivos exactos por lo que se ha decidido frenar la medida que ya estaba en el retrovisor de varios países europeos para implementarlo también dentro de sus fronteras.

Dado lo mal que estaba planteada la medida, y lo sencillo que era saltársela según los expertos -un simple VPN permite acceder a cualquier web de este tipo sin verificación- y la gran cantidad de alternativas no listadas como webs eróticas, seguro han tenido mucho que ver.

👇 Más en Hipertextual