La conocida peste porcina africana, erradicada en España, es un grave problema en la actualidad en las poblaciones de cerdos y jabalíes en países de la Europa oriental. Asimismo, el virus se ha propagado a países como Bélgica por la acción del hombre.

Este brote está generando una enorme preocupación en países con gran producción porcina, ya que, entre otras, pueden sufrir pérdidas económicas debido a las restricciones comerciales.

La revista Science recoge un llamamiento de un grupo expertos internacionales, coordinados por los científicos del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticosde la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), en el que reclaman la adopción de medidas que prioricen la gestión adaptativa de la fauna silvestre y consideren además la dimensión humana.

“Para controlarlo, las autoridades nacionales han tomado medidas drásticas en la gestión de las poblaciones de una especie silvestre como el jabalí. Estas medidas no siempre están bien fundamentadas científicamente”, explican desde la UCLM.

Los expertos apuntan que algunas de las decisiones que se han tomado hasta ahora, como las del gobierno polaco, que ha incrementado la caza del jabalí sin contar con censos previos, o la de Dinamarca, que ha construido una valla preventiva fronteriza de 70 kilómetros, “no resuelven un problema para el que consideran imprescindible un mejor monitoreo y análisis de las poblaciones de fauna, coordinado a nivel europeo. Medidas unilaterales que incluso pueden afectar al hábitat natural”.

Para el profesor de la UCLM Joaquín Vicente coordinador del artículo “la gestión sostenible dependerá de las circunstancias locales y de las regulaciones nacionales sobre la fauna silvestre, pero consideramos que a escala continental es posible implementar estrategias fundamentadas en la ciencia”.

Coordinación antes tomar de decisiones

La experiencia de los científicos en España, donde se afrontó con éxito el brote de peste porcina africana hace décadas ha permitido liderar este llamamiento a las autoridades sanitarias europeas.

En el texto, apoyado por investigadores e instituciones europeas, se insta a que los gobiernos consulten a los científicos y busquen la coordinación entre las administraciones responsables de sanidad animal y de fauna silvestre antes de la toma de decisiones.

Además, los autores animan a aprender de la actual crisis de peste porcina africana “como una oportunidad para desarrollar coordinadamente las líneas de gestión de la fauna en Europa, siempre sobre bases científicas”.

Este artículo fue publicado originalmente en Agencia Sinc