Huawei ya está trabajando en el desarrollo de coches autónomos, según informa el Financial Times. El fabricante asiático, mayormente reconocido por sus dispositivos móviles y equipo de telecomunicaciones, no se encuentra solo en este camino. Audi —filial del Grupo Volkswagen—, Toyota y las empresas chinas Beijing New Energy Automobile y Changan Automobile también están involucradas en el mismo proyecto.

Dang Wenshuan, jefe de arquitectura de estrategia de Huawei, fue quien reveló la información al diario británico. Más allá de la producción del coche, el objetivo es también impulsar la inteligencia artificial. De hecho, la injerencia de Huawei estará centrada en el apartado del software. El plan es lanzar el vehículo autónomo con su tecnología tan pronto como en 2021, sin embargo, su disponibilidad inicial estaría limitada a China y Europa.

La fuente menciona que, en las oficinas centrales de Huawei en Shanghai, se mostró el vídeo de un coche de Audi que integra un sistema de inteligencia artificial creado por la empresa china. Eso sí, en la demostración se mantuvo una persona en el asiento del conductor, pero no fue necesario que interviniera en ningún momento.

El vehículo llegará al mercado con capacidad de conducción autónoma de nivel 4, el segundo estándar más alto de la industria. Al ser cuestionado sobre cuál de los socios lanzaría el primer coche con su tecnología, Wenshuan respondió que las automotrices de China "se están moviendo más rápido". Agregó que, entre 2021 y 2022, el país asiático estará "a la vanguardia" en el sector de los coches autónomos.

¿Su plan se verá perjudicado de alguna forma por el veto del gobierno estadounidense? Wenshuan asegura que la situación no afectará su trabajo en los coches autónomos. No obstante, la declaración anterior contrasta con la de Tu Le, director de la firma Sino Auto Insights, quien resaltó los potenciales riesgos de la prohibición de Washington. Según comenta, vetar a Huawei completamente podría obstaculizar su objetivo en la conducción autónoma, pues gran parte de esta tecnología proviene de los Estados Unidos.

Recordemos que las empresas norteamericanas no podrán vender tecnología a Huawei. La prohibición entrará en vigor nuevamente a partir del 19 de agosto.