Según contaba BuzzFeed este fin de semana, Austin Jones, un youtuber conocido por sus covers sin instrumentación, ha sido sentenciado a diez años de prisión tras presionar a admiradoras menores de edad a enviarle vídeos de caracter pornográfico.

Fue ya en febrero cuando Jones, de 26 años de edad, admitió parte de las acusaciones en un vídeo en la plataforma online, que demonetizó su cuenta. Inicialmente, no llegó a eliminarla por completo, defendiendo que no incumplía los términos del servicio. Poco después y tras las críticas, YouTube cambió de parecer y suspendió el canal.

Ya en 2015 comenzaron las acusaciones de este tipo de comportamiento. En la confesión oficial afirma haber pedido, entre los años 2016 y 2017, hasta a seis chicas desde 14 años de edad "pruebas" de que eran "su mayor fan". Además, en la declaración de culpabilidad el youtuber afirma haber intentado convencer a menores en "otras aproximadamente 30 ocasiones" de mandarle fotografías y vídeos explícitos.

Según la fiscalía, Jones trató de persuadir a parte de estas jóvenes a bajo la supuesta falsa promesa de ofertas de trabajo como modelos, ofreciéndose como puente para ganar visibilidad en redes sociales. Las conversaciones sucedieron tanto a través de Facebook como de iMessage.

En palabras del agente especial a cargo de las investigaciones en materia de seguridad nacional James Gibbons, "la sentencia de hoy a Austin Jones representa un gran paso hacia la justicia para las jóvenes víctimas que él manipuló y explotó".

👇 Más en Hipertextual