Hace ya tiempo que supimos que Redmi, quien obra ahora por cuenta propia tras separar formalmente sus operaciones de Xiaomi, preparaba un terminal de gama alta para ofrecer una opción en su catálogo a aquellas personas que quisieran mejores especificaciones de las que acostumbra a incluir la firma en sus otros dispositivos y, aunque aún no ha sido anunciado oficialmente, poco a poco vamos conociendo todos sus detalles.

Tras haberse filtrado buena parte de ellos en las semanas recientes, nuevos datos llegan ahora para terminar de conformar un terminal que se espera que se llegue con el procesador de última generación Snapdragon 855, 8 GB de memoria RAM, una pantalla de 6,39 pulgadas AMOLED, una triple cámara trasera (48 + 8 + 13 megapíxeles) y una frontal oculta mediante un mecanismo retráctil (32 MP).

De nombre Raphael

Este nuevo Redmi todavía no dispone de un nombre oficial, aunque se especula con que finalmente será bautizado como K20 Pro gracias a una imagen del que supuestamente sería su protector de pantalla de fábrica, en el cual se encuentran buena parte de las especificaciones del mismo. Lo que sí se ha podido conocer es que internamente es llamado Raphael.

El smartphone contará en su mencionada cámara trasera con un gran angular, aprovechando otra de las lentes para ofrecer un zoom sin pérdida de calidad. Se ha conocido también que dispondrá de una batería de 4.000 mAh y que su capacidad de almacenamiento interno llegará hasta los 256 GB. Sumando a lo anterior, poco más se le puede pedir a un teléfono con el que Redmi quiere sorprender de manera evidente a su público. Si el precio, como es costumbre, también acompaña, será un competidor serio para los mejores dispositivos del momento.