Tesla ha empezado a actualizar su flota de vehículos en España y la mayoría de Europa limitando el Autopilot debido a nuevas regulaciones impuestas en la región.

Los cambios llegarán al Model X y Model S, los cuales habían recibido aprobación con la regulación anterior pero ahora deberán modificar la funcionalidad para ajustarse a las nuevas medidas. Los Model 3 ya están adoptados, desde el inicio de entregas en la región, para cumplir las nuevas reglas.

El año pasado la Unión Europea hizo cambios a la regulación **UN/ECE R79 que impone las reglas sobre la asistencia en conducción de vehículos. El cambio llegará con la versión 2019.16.1 del software de Tesla:

"Debido a nuevas regulaciones locales, la dirección automática del volante ha sido limitada, esto puede reducir la posibilidad de completar curvas pronunciadas".

Tesla también tiene que cambiar la forma en que el cambio automático de carril funciona para adaptarse a la nueva regulación, este debe de iniciar 5 segundos después de que se activan las señales intermitentes o la maniobra se cancelará.

La limitación no aplica únicamente a Tesla, sino a todos los vehículos de todas las marcas con sistemas de asistencia de conducción. La compañía podría aplicar una excepción demostrando que sus sistemas son mucho más avanzados y capaces que la competencia, pero no es claro si la Unión Europea sea capaz de reaccionar en corto tiempo.