Tesla ha empezado a actualizar el software de sus vehículos con dos nuevas funciones para mejorar su seguridad en carretera y consisten en dos sistemas de asistencia para mantenerse en su carril. Estas no tienen costo alguno y se pueden activar o desactivar dependiendo de las necesidades particulares del conductor.

Una se llama prevención de desvío de carril y la otra es la prevención de desvío de carril de emergencia. Tal y como lo indican su nombre la primera es proactiva y la segunda es reactiva, adaptándose las condiciones y situaciones del momento.

Estas funciones llegarán a todos los vehículos de la compañía fabricados después de octubre de 2016, empezando por el Model 3 y posteriormente al Model S y Model X. No hace falta tener el paquete de Autopilot o de conducción autónoma total para beneficiarse de la actualización de software.

Prevención de desvío de carril

La prevención de desvío de carril consiste en que el software del coche hará alertas al conductor para que se mantenga en el carril. Detectará si las manos están en el volante, si no es el caso, recibirá una serie de avisos en pantalla.

Después, si el control de crucero está activo y no hay respuesta por parte del conductor, el coche disminuirá unos 25 kilómetros por hora debajo del límite de velocidad y activar las luces intermitentes de emergencia.

Prevención de desvío de carril de emergencia

La prevención de desvío de carril de emergencia se encarga de hacer que el Tesla no se salga del carril, tal y como lo indica su nombre, en casos de emergencia. El sistema detecta si hay posibilidades de una colisión y toma control del coche para evitar que suceda.

Esta función se puede desactivar, pero solo por cada sesión de conducción. Es decir, una vez que el coche se aparque, la función se vuelve a activar. Está diseñado para ser reactivo y solo en casos extremos donde las personas dentro del coche u otros vehículos cercanos se pongan en peligro.

Este sistema de prevención es particularmente importante para casos en donde el conductor se queda dormido, pierde el conocimiento o inclusive cuando se distrae por elementos no relacionados a la propia conducción.