Samsung es una de las empresas más interesadas en que las cámaras de los smartphones sigan dando saltos cualitativos. Recientemente presentaron dos nuevos sensores con tecnología ISOCELL, los Bright GM2 y Bright GW1. De acuerdo al comunicado, ambos entrarán en producción en la segunda mitad del presente año.

El primero de ellos mantiene los 48 megapíxeles de la generación previa (GM1). Sin embargo, ahora es capaz de generar imágenes con resolución completa cuando existen condiciones de buena iluminación. Esta característica lo enfrentará directamente con el IMX 586 de Sony que fue anunciado el año anterior.

No obstante, la principal novedad del anuncio es el GW1. El sensor alcanza los 64 megapíxeles y, al igual que el GM2, también puede generar fotografías con la máxima resolución cuando se cumple una condición adecuada de luminosidad. Tiene soporte para alto rango dinámico (HDR) en tiempo real de hasta 100 dB. Para resaltar este número, el ojo humano puede captar hasta 120 dB, aproximadamente.

Además, hace uso de la tecnología Tetracell, mejor conocida como Pixel Binning, la cual combina cuatro píxeles en uno. Lo anterior signifique que, cuando la iluminación es escasa, funciona como un sensor de 16 megapíxeles para mejorar la luminosidad de las capturas. Para finalizar, el GW1 puede grabar vídeo Full HD con una tasa de fotogramas por segundo de hasta 480 fps.

En la actualidad, las cámaras de los móviles se han convertido en uno de los factores que más influyen al momento de comprar un teléfono. Por lo tanto, los fabricantes están pisando el acelerador para seguir mejorando este apartado en sus dispositivos, independientemente de la gama que se trate. Eso sí, los modelos de gama alta son los mayores beneficiados.