El Samsung Galaxy Note 10 llegará sin los botones físicos de encendido, control de volumen y Bixby, según una fuente de Android Police. La empresa habría decidido integrar áreas sensibles a la presión para reemplazar a los componentes mencionados, sin embargo, no está claro cómo procederán con el diseño de estas zonas. Podrían ser protuberancias o utilizar texturas diferentes al material del borde.

Además, el nuevo buque insignia también prescindiría del puerto jack de 3,5 mm. para conectar auriculares, un camino que otros fabricantes como Apple, Google y OnePlus ya han seguido en sus últimos dispositivos. Está claro que, de concretarse, no todo el público vería con buenos ojos la desaparición del puerto, pues es una de las características por las que algunas personas continúan adquiriendo los terminales
de Samsung.

No es la primera vez que se habla sobre la eliminación de los botones físicos. En marzo, ETNews aseguró que la compañía quería retirar esos componentes para lograr un diseño unificado. También coinciden en que serán sustituidos por una tecnología muy similar al Force Touch de Apple, la cual reconoce el nivel de presión sobre zonas determinadas.

Al decir adiós a los botones también se obtienen algunos beneficios. Primeramente, se aumenta la resistencia contra el agua y polvo, mientras que el interior gana un ligero espacio adicional que pude ser aprovechado para ofrecer una batería de mayor capacidad. Si Samsung finalmente decide realizar estos cambios, es probable que sus futuros dispositivos —como el Galaxy S11— también se apunten a la tendencia.

Por supuesto, la información anterior debe ser tomada con cautela y esperar al anuncio oficial. Todo indica que el fabricante surcoreano presentará el Galaxy Note 10 durante agosto.