Con el estreno del primer tráiler de Terminator: Dark Fate, no solo James Cameron vuelve a la franquicia —en este caso como productor— sino que es canon, es decir, la historia continua después de los sucesos de Terminator 2.

También vuelven Linda Hamilton como Sarah Connor y Arnold Schwarzenegger como un T-800 envejecido, el cual aparece brevemente en el primer adelanto de la película.

El actor se dio una vuelta por Reddit para anunciar el primer tráiler de la película, lo cual se terminó convirtiendo en un AMA (Ask Me Anything, el formato de preguntas y respuesta de la comunidad) improvisado, donde se contestaron algunas dudas importantes.

Una de ellas es la obvia: ¿cómo es posible que un Terminator, que es un robot, envejezca? "Soy un organismo cibernético", contestó Schwarzenegger, citando una explicación de la segunda entrega de la franquicia: "tejido vivo sobre un esqueleto de metal".

También recuerda una cita de Kyle Reese en la primera película, en que asegura que los Terminator tienen mal aliento, demostrando que hay un proceso orgánico en los robots.