El pasado año Google levantaba, en su evento dedicado a desarrolladores, exclamaciones de sorpresa la mostrar la inclusión de la realidad aumentada en su aplicación de mapas para hacer más inmersiva la experiencia de uso cuando se establece una ruta. Doce meses de pruebas más tarde, en el I/O 2019, la tecnológica de Mountain View anunciaba ayer su llegada oficial para los usuarios.

No será, eso sí, para todos los que tengan un teléfonos Android. La cualidad de contar con los mapas en realidad aumentada está disponible inicialmente de manera única para quienes tengan un smartphone Pixel, que no en vano son aquellos que controla de manera directa la firma. Así las cosas, todo aquel que posea un Pixel, Pixel 2, Pixel 3 o Pixel 3a –o sus correspondientes variantes XL–, verá a partir de ahora activada dicha opción en Google Maps.

Más inmersión, más información

Para hacer uso de la función de realidad aumentada, lo único que hay que hacer es dirigirse a la propia aplicación de mapas, establecer un punto al que se quiera ir y dar paso a la función "Cómo llegar". En la pestaña que se muestra a continuación aparecerá, junto a la opción para iniciar la ruta, el botón "Iniciar RA", que será el que debamos pulsar para poner en marcha la herramienta descrita. Una vez hecho esto pedirá escanear el entorno para ubicar correctamente la posición.

Google Maps AR añade un extra de utilidad para los usuarios a la hora de completar desplazamientos, sustituyendo de esta manera a las tradicionales rutas punteadas sobre mapas planos. Por el momento se desconoce cuándo se habilitará esta función en otros terminales.