Las notificaciones del iPhone tienen un doble filo. Pueden ser muy útiles para el día a día o pueden convertirse en una verdadera molestia si no configuramos bien su funcionamiento, no porque no funcionen bien, sino porque no todas las aplicaciones y juegos las emplean correctamente.

Pero con unos pocos retoques, las notificaciones se convertirán en una manera de estar al tanto de mensajes, avisos y eventos importantes desde nuestra pantalla de bloqueo sin que tengamos que desbloquear el teléfono ni abrir la aplicación en cuestión.

Lo más básico

Por defecto, las notificaciones del iPhone se muestran en forma de rectángulo semitransparente que baja desde arriba y vuelve a subir. En él se indica la aplicación que lo envía, en qué momento (“ahora” es lo que muestra la primera vez) y el mensaje en cuestión.

Para ver todas las notificaciones, deberemos acudir a la pantalla de bloqueo y deslizar la pantalla hacia arriba. Así veremos el Centro de notificaciones, que es donde se muestran las notificaciones anteriores hasta que las eliminemos o desaparezcan de acuerdo a la configuración.

Si recibes varias notificaciones de una misma aplicación, se agruparán para que ocupen menos espacio. Pulsando en el grupo de notificaciones las verás por separado. Pulsando en una notificación se abrirá la aplicación que la ha generado, como WhatsApp, Mail, Mensajes, Facebook…

Pulsando en la X al lado del indicativo de Centro de notificaciones se borrarán las notificaciones. Si arrastras las notificaciones hacia la izquierda podrás borrarlas, ver su contenido o administrarlas.

La opción para ver su contenido mostrará una vista previa según la aplicación. Básicamente mostrará el contenido más destacado de una manera más amplia que con la notificación. Y la opción de administrar sirve para cambiar la configuración de las notificaciones de esa aplicación en cuestión.

Agrupadas o sin agrupar

Los grupos de notificaciones están pensados para optimizar el espacio disponible en el Centro de notificaciones. Pero si te interesa que se muestren por separado, puedes desagruparlas en cada aplicación desde Configuración > Notificaciones, seleccionar la app y luego Agrupación de notificaciones. Por defecto estará activada la opción Automática. Si marcamos Desactivada veremos las notificaciones en orden cronológico y mezcladas entre diferentes aplicaciones. Con la opción Por app se mostrarán desagrupadas pero por orden de aplicación.

Desactivar la vista previa

Por defecto, en la pantalla de bloqueo se mostrarán las notificaciones previas y podrás ver una vista previa, como hemos comprobado antes. Pero es posible que no quieras que esto sea así para evitar que miradas curiosas sepan el contenido de los mensajes que recibes. En ese caso, puedes ponerle fin desde Configuración > Notificaciones > Mostrar previsualizaciones.

De las opciones a elegir, Siempre es la que hay por defecto. Si eliges Si está desbloqueada solo verás ese historial de notificaciones en la pantalla de bloqueo cuando desbloquees tu iPhone, bien con código PIN, con huella dactilar (Touch ID) o reconocimiento facial (Face ID). La tercera opción, Nunca se limita a eliminar la vista previa de notificaciones.

Estilos de alertas

Por defecto, todas las alertas están activadas, pero podemos ser más específicos, lo que nos servirá para diferenciar las alertas de unas u otras aplicaciones. Por ejemplo, desde Configuración > Notificaciones, dentro de cada aplicación, podemos indicar si queremos que la notificación se vea en la pantalla bloqueada, en el Centro de notificaciones y/o en las tiras cuando tenemos la pantalla desbloqueada.

La opción más útil será la de Sonidos, que nos ayudará a personalizar las notificaciones en función de la aplicación. Así sabremos si hemos recibido un correo electrónico, un mensaje de WhatsApp o uno de Facebook sin mirar la pantalla.

Notificaciones discretas

Desde el Centro de notificaciones podemos reconfigurar las notificaciones del iPhone en caso de recibir un exceso de mensajes por parte de ciertas aplicaciones o juegos.

Deslizando el dedo por encima de la notificación hacia la izquierda y pulsando en Administrar tendremos dos opciones principales. Con Recibir discretamente, las notificaciones de esa aplicación se seguirán recibiendo pero no se verán en la pantalla de bloqueo ni harán ruido ni veremos el rectángulo pertinente.

La segunda opción es más radical, Desactivar…, y consiste en que no veremos más avisos de esa aplicación. Cuando quieras recuperar esas notificaciones, bastará con ir a Configuración > Notificaciones, seleccionar la aplicación de la lista y activar de nuevo la opción Permitir notificaciones. Es más, cuando vemos esas dos opciones, pulsando en Ajustes veremos todas las opciones de esa aplicación relacionadas con las notificaciones.