Cuando Apple lanzó el iPhone 6s que venía con una característica que permitía presionar más fuerte la pantalla y así obtener acceso a más funciones. El equivalente a presionar el botón derecho del ratón sobre un elemento de la interfaz gráfica, pero en pantallas táctiles.

Lo llamaron 3D Touch y ofrecía más profundidad a las interfaces gráficas táctiles de iOS, que acompañaba el efecto la retroalimentación háptica del propio dispositivo. Pero cuatro años después de su introducción, esta característica no parece haber funcionado del todo. Ya lo habían eliminado del iPhone XR y ahora parece que desaparecerá del resto de la gama de smartphones de la compañía.

La información se desprende de un informe realizado por un equipo de analistas de Barclays compartido con MacRumors, después de visitar varios de los proveedores de la cadena de producción de Apple en Asia, y confirman que eliminarán dicha tecnología de todos los iPhones que se anuncien en 2019. A cambio se usará el "Haptic Touch" del iPhone XR.

El "Haptic Touch" funciona en menos lugares que el 3D Touch, particularmente el menú de funciones rápidas que se despliega presionando con más fuerza iconos de apps en la pantalla de inicio del dispositivo. Es posible que Apple haya encontrado una forma de hacerlo sin recurrir al 3D Touch y así ahorran en costos de producción.

Es possible que escuchemos más detalles durante el WWDC 2019 que se celebra en San Jose, Calfornia y donde estaremos en directo informando de todas las novedades que se anuncien durante la keynote.