A pesar de que la bicicleta es el medio de transporte más socorrido en Amsterdam, la ciudad registra niveles de contaminación que están por encima de los permitidos por las leyes europeas. Por tal motivo, la capital holandesa prohibirá la circulación de coches y motocicletas de combustión a partir de 2030.

De acuerdo con Reuters, el consejo de la ciudad tomó la determinación de reemplazar todos los vehículos que utilicen motores de gasolina o diésel, con el fin de reducir la cantidad de emisiones.

Sharon Dijksma, concejal de tráfico de Amsterdam, dijo que la contaminación es un asesino silencioso y uno de los mayores riesgos para la salud. Por su parte, el ministro de salud indicó que los niveles actuales de dióxido de nitrógeno y las emisiones de partículas provocan enfermedades respiratorias y acortan la esperanza de vida en más de un año.

Actualmente más de 400.000 personas mueran al año en Europa a causa de la mala calidad del aire, según datos ofrecidos por la diputada Julie Girling, de la comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo. Apenas uno de cada diez coches cumple con la norma europea sobre emisiones de dióxido de nitrógeno.

El dióxido de nitrógeno es una de las principales amenazas para la salud. No solo tiene relación con enfermedades respiratorias como la bronquitis o el enfisema pulmonar, sino también en padecimientos cardiacos y renales.

La Unión Europea busca activamente reducir las emisiones en 69% para 2030. En el caso de Holanda, Amsterdam prohibirá la circulación de coches construidos antes de 2005 a partir del próximo año, una medida que eventualmente ampliará a otros modelos.

La capital holandesa busca que para 2030 solo circulen coches eléctricos y de hidrógeno. El gobierno local anunció que usará subsidios y permisos de estacionamiento para estimular la transición a vehículos libres de emisiones.

👇 Más en Hipertextual