Cuando compras tu teléfono móvil piensas en lo bien que lo vas a pasar con él, en todas las aplicaciones y juegos que le vas a instalar, en las buenas fotografías y vídeos que lograrás gracias a su cámara… Nadie quiere pensar en qué pasará si su smartphone se te resbala de las manos, si cae del sofá al suelo o si el agua moja el teléfono.

Los dispositivos móviles actuales son obras de arte de la ingeniería electrónica, pero con todo, su funcionamiento se ve afectado por situaciones externas. Temperatura, humedad, golpes y caídas, pueden hacer que deje de funcionar.

Uno de los mayores problemas con que podemos encontrarnos es cuando se moja tu teléfono móvil. ¿Cómo reaccionar para que siga funcionando? ¿Que le caiga agua encima es el fin de tu smartphone?

Veamos qué dicen los fabricantes al respecto en sus páginas de soporte técnico. Está claro que no siempre habrá una solución satisfactoria, depende de muchos factores, pero también es cierto que no siempre está todo perdido.

Consejos comunes

Pero antes, vayamos a lo básico. Pongamos por caso que ha caído agua en tu teléfono móvil. No me refiero a que utilices el teléfono con las manos mojadas o que caigan unas gotas en la pantalla. Me refiero a una cantidad generosa de agua. El caso extremo es que el smartphone haya caído directamente al agua.

Si la cantidad de agua que ha caído es poca, no debería de haber ningún problema. Basta con secar la parte afectada con una toalla, papel de cocina o, en general, con un tejido que absorba líquidos. Pero si se moja con abundante agua, en ese caso es recomendable seguir algunos consejos.

El primero, apagar el dispositivo. Puede que se haya mojado y no afecte a ninguna parte interna, pero apagado correrá menos riesgos de estropearse. El siguiente paso es el que he mencionado antes: envolver el teléfono en una toalla o material que absorba el agua. ¿Durante cuánto tiempo? No hay una cifra exacta. Lo mejor es tener paciencia, más vale pecar por exceso que precipitarnos. Medio día, un día… Dependerá de cada uno.

En principio, esto debería bastar, pero si queremos asegurarnos del todo que el agua desaparece por completo, dentro y fuera del teléfono, será mejor que acudamos al truco del arroz que todos hemos oído alguna vez. Lo mejor es que funciona. Además del arroz se pueden usar otros elementos, como gel de sílice, que podemos encontrar en bolsas cuando compramos calzado, por ejemplo. Pero el arroz es algo que todos tenemos en casa. Llenar un recipiente con arroz e introducir el teléfono dentro durante unas horas hará que el agua o líquido que haya en él sea absorbido.

En resumen. Apagar el teléfono, secarlo lo antes posible, envolverlo en tejidos absorbentes y/o en materiales que absorban líquidos. Si el daño está hecho, estos remedios no lo desharán. Simplemente eliminarán el agua y evitarán daños futuros.

Apple

Apple recomienda evitar situaciones de riesgo como nadar o bañarnos con el iPhone, exponerlo “a agua a presión o alta velocidad, por ejemplo, en la ducha o al practicar deportes acuáticos”, utilizarlo “en una sauna o un baño de vapor”, sumergirlo, etc.

Si con todo se moja tu iPhone, “desconecta todos los cables y no cargues el dispositivo hasta que no esté completamente seco”. Y para secarlo recomienda “un paño suave que no desprenda pelusa”.

De todas formas, los “modelos iPhone XS, iPhone XS Max, iPhone XR, iPhone X, iPhone 8, iPhone 8 Plus, iPhone 7 y iPhone 7 Plus son resistentes al agua, a las salpicaduras y al polvo”. En concreto, “el iPhone XS y el iPhone XS Max tienen la clasificación IP68 del estándar 60529 del IEC (profundidad máxima de 2 metros durante un máximo de 30 minutos). El iPhone XR, iPhone X, el iPhone 8, el iPhone 8 Plus, el iPhone 7 y el iPhone 7 Plus tienen la clasificación IP67 del estándar 60529 del IEC (profundidad máxima de 1 metro durante un máximo de 30 minutos)”. 

Samsung

Aunque hay dispositivos móviles de Samsung “protegidos del polvo y del agua”, como el modelo S9, por ejemplo, que “puede sumergirse en agua dulce hasta 1,5 metros durante un máximo de 30 minutos”, no conviene llamar al mal tiempo.

Para secar un dispositivo mojado, Samsung recomienda retirar “la humedad sosteniéndolo con los altavoces hacia abajo y agitándolo con suavidad”. También recomienda mantenerlo “en un lugar bien aireado hasta que esté completamente seco”.

Otra recomendación es no cargar el teléfono estando mojado. Como seguridad, algunos teléfonos Samsung deshabilitan “las opciones de carga (…) cuando se detecte humedad en el puerto USB”.

Xiaomi

Al igual que Apple y Samsung, Xiaomi recomienda en sus manuales de usuario mantener “seco el dispositivo” y evitar lugares “con mucha humedad, como baños. Hacerlo puede provocar descargas eléctricas, lesiones, incendios o daños al cargador”.

Muchos modelos de Xiaomi son resistentes al agua, como Redmi Note 7, Mi 6 o Mi 8, pero no sumergibles. Otros, como el Pocophone, son resistentes a las salpicaduras, como la mayoría de teléfonos de otros fabricantes, pero no a caídas dentro de agua.

Huawei

En su página de soporte, Huawei nos da algunas recomendaciones cuando se moja uno de sus dispositivos móviles. Lo primero, “coloque el teléfono en un lugar seco y bien ventilado y seque la superficie con un pañuelo de papel”. También recomienda retirar la batería, si es extraíble y apagarlo si está encendido.

Otras precauciones que indica Huawei son: no mover ni sacudir “mucho el teléfono para evitar que el agua se mueva en el interior del teléfono”, “no sople el teléfono ni lo coloque en un horno o microondas para secarlo” y, si está apagado, “no intente encender el teléfono” hasta que estemos seguros que está todo completamente seco.

Como recomendación final, Huawei aconseja acudir “a un centro de servicios autorizado de Huawei para obtener asistencia” con el teléfono y el justificante de compra. Previamente habremos retirado la batería, la tarjeta SIM y la tarjeta de memoria. Y, por descontado, lo habremos apagado.