Probamos EasyCharger: una alternativa a los supercargadores de Tesla en España

Probamos EasyCharger, una alternativa en España a los supercargadores de Tesla donde los coches de esta y otras marcas pueden hacer reportaje eléctrico.

Por – Abr 10, 2019 - 17:50 (CET)

Aunque es cierto que la red de supercargadores de Tesla ofrecen el nivel de carga más rápida para coches de la marca, no son los únicos que ofrecen puntos de "repostaje" eléctrico en España. De hecho, durante estos meses, hemos visto el arranque de varias iniciativas en la península ibérica que harán de 2019 un gran año para los vehículos eléctricos.

Una de ellas es EasyCharger, quien de la mano de Nissan planean tener una red de 100 estaciones de carga rápida en España. La primera fue inaugurada en enero de este año en Area Tudanca, ubicada en el kilómetro 153 de la autopista A-1, muy cerca de Aranda de Duero.

El plan de la compañía es montar 10 puntos de carga más en próximos meses con una inversión de 300.000€ según un documento filtrado —por accidente, aparentemente— por parte de la empresa. Según el propio mapa, ya hay otras cuatro estaciones más activas en Palencia, Valladolid, Salamanca y cerca de Villapando.

Nos hemos acercado al primer punto de carga montado, el de Aranda de Duero, para hacer la prueba con un Tesla Model 3 y tener nuestras primeras impresiones de su uso.

Cargando en un EasyCharger y sus precios

La estación de EasyCharger está cerca de una gasolinera y prácticamente integrado al hotel Area Tudanca-Aranda el cual también tiene un restaurante, cafetería y una amplia zona de descanso para viajeros. Cuenta con tres puntos de carga, dos de los cuales tienen tres mangeras con tres tipo diferentes de conectores: CHAdeMO, Tipo 2 y CCS Combo.

Para iniciar la carga se debe de descargar la aplicación para smartphone del servicio, dar de alta una tarjeta de crédito y activar la manguera correcta con la que se quiere iniciar la carga. Nosotros elegimos la carga rápida que ofrece salida de hasta 50 kW en tipo CCS, que es con el que cuentan los Tesla Model 3 europeos.

En nuestra experiencia la carga se mantuvo a unos 40 kW la cual se traduce a unos 260 kilómetros de autonomía por hora de carga. Relativamente rápido pero solamente un tercio de lo que ofrece un Supercargador de Tesla que es de 120 kW.

En cuanto a precios, estos varían dependiendo de la velocidad de carga:

  • CHAdeMO a 50 kW: 0,3€/kWh
  • CCS Combo a 50 kW: 0,3€/kWh
  • AC Tipo 2 a 43 kW: 0,3€/kWh
  • AC Tipo 2 a 22 kW: 0,2€/kWh

Son un céntimo más caro que los supercargadores de Tesla que en la actualidad tienen un precio de 0,29€/kWh. El precio, que para muchos ya es elevado —en realidad no lo es, pero eso es tema de otro artículo—, se justifica por la velocidad de carga. En el caso de EasyCharger, tan solo por comparativa de velocidades de carga termina siendo caro. Como referencia, un Tesla Model 3 tiene una batería con capacidad de 70 kW.

La experiencia de uso de EasyCharger

Además del precio, la experiencia de uso de EasyCharger es donde hay mucho camino aún por mejorar. Se hace todo por medio de una app que está, claramente, en sus inicios. Por momentos fallaba, especialmente a la hora de seleccionar la manguera y su puesta en marcha.

Además, en la app se tiene que identificar el punto de carga por medio de un número y la manguera en cuestión por medio de una letra, bastante impráctico.

El punto de carga en si mismo tampoco termina de ofrecer la mejor experiencia de usuario, pues no hay confirmación obvia que se puede iniciar la carga, solo se entiende una vez que el coche empieza a recibir electricidad. Pero la pantalla de la estación no da alertas obvias.

En general es un clásico diseño realizado por ingenieros donde se espera que el usuario, independientemente de si es experimentado o no, entienda lo que está sucediendo y se las arregle.

Con puntos a mejorar, pero muy bienvenido

Aún con puntos a mejorar, especialmente su experiencia de uso y precio, la aparición de EasyCharger es muy bienvenida y una gran noticia para la adopción de la movilidad eléctrica en España. Además ayuda a eliminar de una vez por todas la ansiedad de carga que se suele tener por parte de quienes tienen un coche eléctrico y se rompe el mito de la dependencia de la red de carga de Tesla.

Con varios puntos de carga en el centro de la península, aunque no sea tan rápido como un Supercargador, e inclusive más lento, son una excelente alternativa que además pueden usar coches de otras marcas.

Como siempre, recomendamos el uso de Electromaps, que muestra todos los puntos de carga, independientemente de proveedor, marca, capacidad, velocidad y ubicación.

¿Interesado en la movilidad eléctrica? suscríbete a nuestro nuevo canal de YouTube donde te contamos cómo es la vida y la experiencia de uso de un Tesla Model 3.