Los patinetes eléctricos pueden ser un transporte muy peligroso cuando los conductores no siguen las recomendaciones de seguridad. Un problema recurrente, en cualquier tipo de vehículo, es cuando las personas intentan conducir ebrios. Lo anterior puede ocasionar accidentes graves, por ello las empresas responsables de los scooters buscan nuevos métodos que les permitan enfrentar esas situaciones.

Lime, una de las compañías más reconocidas en su sector, confirmó que sus patinetes podrán detectar cuando los conductores están ebrios. Brad Bao, presidente ejecutivo y cofundador de Lime, señaló al portal The Verge que usarán los sensores de los scooters para saber si se conduce en línea recta o con tambaleos.

Su plan es el siguiente: al detectar una trayectoria inadecuada, el conductor recibirá una advertencia para suspender el trayecto. En caso de ser necesario, Lime podrá ralentizar el patinete. Bao ha dejado claro que aún se encuentran trabajando en este sistema, por lo que su funcionamiento podría cambiar cuando esté disponible. De momento no ha revelado cuándo lanzarán la actualización.

El ejecutivo señaló que la seguridad es un apartado fundamental para Lime: "La seguridad es lo más importante para nosotros como empresa, y creo que cuando se trata de movilidad, la seguridad es la base. Sin eso, nada importa. Por eso que nos centramos tanto en ello".

Además, señaló que no están solos en este camino, ya que trabajan constantemente con las autoridades de cada país. ¿Cómo lo hacen? Comparten datos con las ciudades para colaborar en la mejora de sus vialidades. Según menciona, lugares como París, Austin, Seattle y Portland se han beneficiado de su información para "instalar mejores infraestructuras".