Fue en 2018 cuando la compañía Intel presentó la novena generación de procesadores para ordenadores de escritorio. Sin embargo, hasta hoy anunciaron las variantes para computadoras portátiles. Los chips H-Series, como han nombrado a la nueva familia de chips, llegarán al mercado con un objetivo: ofrecer mayor rendimiento en videojuegos y en tareas de creación de contenidos.

Su estrategia es clara; pretenden contrarrestar los movimientos de su principal rival en el mercado, AMD. Los procesadores Ryzen llegaron para quedarse y siguen acumulando opiniones positivas. De acuerdo a los datos proporcionados por Intel, sus nuevos chips mejoran hasta en un 56% la tasa de fotogramas por segundo de juegos como Total War: Warhammer II. Por otra parte, Civilization 6 es hasta 38% más rápido.

Para algunos jugadores, los títulos mencionados son el punto de partida para medir el potencial de un componente de hardware. Como se mencionó anteriormente, los de Santa Clara no se han olvidado de los creadores de contenido, quienes podrán jugar, grabar su sesión y transmitirla en vivo de manera simultánea sin ningún problema. Y es que los H-Series son el doble de rápidos respecto a la octava generación. En cuanto a conectividad, ahora son compatibles con el nuevo estándar de WiFi: WiFi 6.

Por supuesto, otro sector que se beneficia ampliamente es el de la edición de vídeo, pues los nuevos procesadores integran memoria Intel Optane H10 y soporte para Thunderbolt 3. Según mencionan, si se realiza una comparación con portátiles de hace 3 años, los chips H-Series pueden renderizar un vídeo 4K un 56% más rápido. Claro, lo recomendable será tener una unidad de almacenamiento SSD para explotar el rendimiento.

Intel ofrecerá estos procesadores en modelos para diferentes necesidades y bolsillos. Por lo tanto, la familia estará conformada por chips Core i3, i5, i7 e i9. Sobre este último, el más potente de todos es el modelo 9980HK con 8 núcleos y 16 hilos. Tiene una velocidad de reloj de 2.4GHz y 16 MB de caché inteligente. Puedes consultar el resto de opciones en la siguiente tabla:

¿Cuándo estarán disponibles? Los fabricantes comenzarán a integrarlos en sus ordenadores portátiles en este segundo trimestre del año, así que en los próximos meses ya podremos ver las primeras pruebas de rendimiento y comparaciones con los AMD Ryzen. Estos procesadores también podrían incorporarse en futuros modelos de los MacBook Pro.

👇 Más en Hipertextual