Tras el accidente aéreo en Etiopía, en el que desgraciadamente murieron 157 personas, la Unión Europea cerró todo el espacio aéreo a los vuelos del Boeing 737 MAX 8 y 737-9 MAX. Hasta el momento ya son 31 aerolíneas las que suspendieron operaciones con esta aeronave, por lo que la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) decidió extender la prohibición temporal a todo el continente.

Sin embargo, algunos países europeos ya habían tomado sus propias medidas antes de la determinación del organismo. El Reino Unido fue el primero en detener temporalmente los vuelos del Boeing 737 MAX 8. Noruega y Suiza hicieron lo propio e incluyeron al modelo 737-9 MAX en la suspensión.

El decreto entró en vigor desde las 19:00. De acuerdo al comunicado de la EASA, están suspendidos "todos los vuelos comerciales efectuados por operadores de terceros hacia países dentro o fuera de la UE de los modelos mencionados". Por otra parte, aseguraron que las investigaciones del accidente siguen en manos de Etiopía:

La investigación del accidente está a cargo de las autoridades de Etiopía con el apoyo de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte, ya que la aeronave fue diseñada y construida en los Estados Unidos. La EASA ha ofrecido su ayuda para apoyar la investigación del accidente.

Fuera de Europa, países como Etiopía, India, China, Australia, Indonesia, Turquía, Malasia, Singapur y Corea del Sur también detuvieron las operaciones del mismo modelo. Por supuesto, las medidas tomadas desde ayer generaron que las acciones de Boeing iniciaran la jornada con una caída del 12%. Tampoco se debe olvidar el accidente de Lion Air el pasado 29 de octubre, donde un 737 MAX 8 también estuvo involucrado.