Repsol ha instalado su primer punto de carga rápida en España, un signo del cambio de épocas que estamos viviendo y cómo las petroleras necesitan adaptarse. Además lo harán con tecnología de carga ultrarrápida, que cuando los coches lo permitan, podrán hacer carga a 80% en apenas seis minutos.

Estará ubicado en el pueblo de Lopidana, a las afueras de Vitoria, cerca de la confluencia de las autopistas AP-1 y la AP-68 y se inaugura el próximo 1 de abril. De esta forma se adelanta a Cepsa que, en alianza con IONITY —red europea auspiciada por BWW, Daimler, Ford y Volkswagen— anunciaban la instalación de 100 puntos de carga rápida en todo España y Portugal.

El primer punto de carga de IONITY, por cierto, estará ubicado en la autopista A-2, entre Lleida y Barcelona, aunque aún no tiene fecha de apertura.

Repsol ya cuenta con puntos de carga en España, 1.700 para ser exactos, a través de Ibil, entidad impulsada por la petrolera y el Ente Vasco de la Energía, aunque apenas 200 son públicos y tan solo 30 están ubicados en estaciones de servicio. Están limitados a 50 kW.

En la actualidad ningún coche eléctrico es capaz de usar la tecnología ultrarrápida que permite cargas teóricas de hasta 350 kW. El más rápido del mercado es Tesla en combinación con los recientemente anunciados Superchargers V3 que llegan a potencias de entre 200 kW y 250 kW. Elon Musk explicó en su momento que cifras mayores significarían degradación de la batería, además de un incremento importante en su coste.

Por los planes de expansión e instalación de cargadores eléctricos por parte de varias compañías y multinacionales europeas, todo indica que 2019 será uno de los años más importantes para los coches eléctricos en España.

👇 Más en Hipertextual