Huawei se encuentra ahora mismo inmersa en un torbellino que empuja –de distintas direcciones– a las dos divisiones más relevantes de su empresa. Por un lado tenemos su negocio de smartphones, que un año más se dispara. Por otro, un negocio de redes que se estanca en su fase más crítica y justo antes del despliegue de equipamiento de próxima generación o 5G a nivel global.

En su informe de cuentas de 2018, recién publicado por la compañía, presume no solo de un negocio récord, sino de beneficios netos hasta un 25% mayores respecto a 2017. Estos datos están respaldados, eso sí, por un fuerte crecimiento en el área de consumo, donde el segmento de smartphones es cada vez más importante para Huawei y que por primera vez supera al de redes.

El negocio principal de Huawei, por primera vez, el smartphone

Mientras, con Estados Unidos a la cabeza, hay una corriente de países que apuestan acabar con el despliegue de equipamiento de redes 5G. Ayer mismo se presentaba un informe por el Centro de Ciberseguridad Nacional de Reino Unido, que sentaba como un duro bofetón a la marca, cuestionando su capacidad misma de solventar los cientos de problemas de seguridad presentes en su equipamiento. Y en las redes caseras, con los routers, se levantaba un debate similar.

Con gigantes de la talla de Samsung y Apple sintiendo de cerca el retroceso que se asentó en el mercado de smartphones global, es difícil que Huawei repita la hazaña de hacer crecer su segmento de telefonía a razón de un 45% anual cuando ya son el segundo fabricante a nivel mundial.

Si nos fijamos, fue de 2014 a 2016 cuando el negocio de redes que suponían la base del negocio de Huawei crecieron más sustancialmente, subidas a lomos del despliegue de las redes 4G. Mayoritariamente, este está finalizado. A partir de este mismo 2019 se espera que el despliegue global del 5G comience a llegar a las principales ciudades del mundo en un despliegue que durará años, y Huawei espera volver a ser un actor principal en él.

Según apuntan desde el Financial Times a cifras de Dell'Oro, una empresa de análisis, Huawei es el mayor fabricante de equipamiento de telecomunicaciones para operadoras con un 28% del mercado. "El negocio de las operadoras ha estado ralentizándose, pero con el despliegue del 5G comenzando este mismo año, el crecimiento debería acelerarse", afirma una de las fuentes, "hay un riesgo de que la presión desde Estados Unidos dañe los negocios de Huawei", que "tendrá un dificultades si deciden finalmente limitar las exportaciones de tecnología estadounidense a la compañía".

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.