El Salón del Automóvil de Ginebra está dando mucho de sí, y la mayoría de fabricantes están poniendo toda la carne en el asador para presentar sus alternativas en el sector. En los tiempos que corren, los eléctricos y los autónomos están copando todas las portadas, por lo que es lógico que sean los protagonistas de la feria. Entre ellos, Audi también ha presentado su nuevo Q4 e-tron, la versión más reducida de su SUV de la serie Q se presenta como una de las alternativas eléctricas más interesantes.

Los datos del Q4 e-tron son muy interesantes, en tanto muchos apuntan a que puede ser un competidor del rumoreado Model Y, del que no se sabe absolutamente nada. Sea como sea, el Q4 monta dos motores con una potencia total de 300 C.V., lo que le permite acelerar de 0-100 en 6,3 segundos y una autonomía teórica de 450km gracias a su menor rozamiento, con un coeficiente de 0,28.

Sobre su puesta en el mercado los detalles son escasos. Todo apunta a que llegará en algún momento de 2020 o 2021, un poco tarde dados los tiempos que maneja la omnipresente Tesla, que con sus fallos y errores, está subiendo sus niveles de producción hasta límites que hace unos pocos años nadie se hubiera creado.

Sea como sea, el mercado de los eléctricos de gama alta empieza a moverse, y parece que Audi es la más puntera del segmento, al menos desde el punto de vista de la presentación de propuesta reales e interesante que empiezan a llegar poco a poco a los mercados de todo el mundo.