Instagram continúa su avance como plataforma de comercio electrónico con la llegada de checkout, una herramienta que permite comercializar cualquier producto sin abandonar la red social.

Hasta ahora, los vendedores colocaban enlaces a páginas externas para completar el proceso de compra del objeto que muestran en la red social. Con checkout, sin embargo, el cliente no necesita abandonar Instagram para proceder con la compra. En la propia 'app' puede almacenar sus tarjetas de crédito, direcciones de entrega y realizar seguimiento de los envíos.

"Cuando presiones para ver un producto, verás un botón identificado como 'Checkout en Instagram'. Presiónalo para seleccionar entre diferentes opciones como tamaños y colores, luego procederás al pago sin abandonar Instagram. Solo necesitarás introducir el nombre, el correo electrónico, la información de facturación y la dirección de entrega la primera vez que completes la compra", señala la marca en el comunicado oficial. "También recibirás notificaciones sobre el envío y la entrega directamente en Instagram, por lo que podrás hacer seguimiento de tu compra".

La nueva función está disponible, por el momento, en Estados Unidos. Allí, un número selecto de marcas como Zara, Adidas, Burberry, Dior o Uniqlo, ya permiten que sus seguidores compren productos directamente desde la red social. La lista de empresas adheridas al programa incluye: Adidas, Anastasia Beverly Hills, Balmain, Burberry, ColourPop, Dior, H&M, Huda Beauty, KKW, Kylie Cosmetics, MAC Cosmetics, Michael Kors, NARS, Nike, NYX Cosmetics, Oscar de la Renta, Ouai Hair, Outdoor Voices, Prada, Revolve, Uniqlo, Warby Parker y Zara.

En mayo del pasado año, Instagram agregó la posibilidad de registrar datos de pago y realizar diferentes reservas a través de la aplicación. Con checkout, la red social escala esa propuesta y aumenta su apuesta por el comercio electrónico.