Nvidia ha presentado una inteligencia artificial que lleva el procesamiento de imágenes a un nivel realmente sorprendente. ¿Recuerdas los garabatos que hacías en Paint por mera diversión? El software, de nombre GauGAN, es capaz de convertir esos dibujos simples en auténticos paisajes fotorrealistas. Es importante mencionar que aún es un prototipo, por lo que tienen un margen para mejorar su rendimiento.

La empresa con sede en California aprovecha las Redes Generativas Antagónicas (GAN) para ofrecer un pincel inteligente. Es posible, por ejemplo, dibujar un árbol en una colina y la IA se encargará de proporcionar las texturas adecuadas. En el siguiente vídeo podrás observar a detalle el funcionamiento de la aplicación, siendo necesario seleccionar qué tipo de textura se debe aplicar.

Los ingenieros de la compañía usaron un millón de imágenes de Flickr —con licencia Creative Commons, claro— para entrenar la red neuronal. La inteligencia artificial realiza un análisis de los elementos que aparecen en las fotografías y los compara con objetos de la vida real.

Por supuesto, GauGAN requiere de un hardware de altas prestaciones para poder dar resultados instantáneos. Utilizan la GPU Titan RTX, una de las tarjetas gráficas de mayor rendimiento en el mercado; su precio es de 2.499 dólares. Nvidia menciona que su software puede funcionar con casi cualquier GPU de la actualidad, sin embargo, el tiempo para generar los paisajes dependerá de la potencia del ordenador.

Una vez que realicen las mejoras necesarias, su plan es que GauGAN forme parte de Nvidia AI Playground, una plataforma en la que cualquier persona puede experimentar las posibilidades que brinda al aprendizaje profundo. Señalan que su tecnología puede aplicarse en el desarrollo de videojuegos para crear "entornos más inmersivos".

Nvidia está consciente que este tipo de herramientas podrían ser usadas con propósitos negativos, como generar y difundir información falsa. Sobre este tema habló Bryan Catanzaro, vicepresidente de Investigación Aplicada de Aprendizaje Profundo: "Nos importa mucho esto porque queremos que el mundo sea un lugar mejor. Es un problema de confianza en lugar de un problema con la tecnología. Nosotros, como sociedad, debemos lidiar con eso como tal".