Autor: Ana Zarzalejos

El oncogen MYC es un elemento fundamental en la proliferación de las células tumorales por lo que lleva siendo el centro de las investigaciones contra el cáncer durante mucho tiempo.

Su localización en el núcleo de la célula y la necesidad de inhibir a los tres miembros de la familia Myc ha hecho que las investigaciones no tuvieran mucho éxito.

Sin embargo, el equipo del Grupo de Modelización de Terapias Anti-Tumorales en Ratón del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) ha desarrollado un fármaco que es capaz de atacarlo. La proteína Omomyc penetra en el núcleo e inhibe solo el oncogen Myc, según explican en el estudio publicado en Science Translational Medicine.

El equipo está dirigido por la doctora Laura Soucek, profesora en ICREA y cofundadora y directora ejecutiva de Peptomyc S.L., que lleva investigando la inhibición de Myc casi 20 años.

Los beneficios de inhibir Myc eran conocidos, pero faltaba la herramienta precisa” explica la Dra. Marie-Eve Beaulieu, principal autora del estudio.

Cuando el oncogen Myc está alterado produce la formación de muchos tipos de cáncer: páncreas, ovario, colon, linfomas, entre otro. De hecho, Myc está alterado en más de la mitad de los cánceres humanos y se lo asocia a tumores muy agresivos.

Las pruebas en animales demuestran que el fármaco frena el crecimiento y reduce el grado tumoral en el cáncer de pulmón no microcítco, uno de los más agresivos.

En este estudio demostramos que Omomyc puede ser administrado por vía intravenosa sin producir efectos secundarios en el ratón e impidiendo el crecimiento tumoral, hecho que nos permite extender esta nueva terapia al tratamiento de otros tipos de cáncer y sus metástasis en diferentes órganos” ,apunta la Dra. Laura Soucek.

El fármaco no es solo novedoso por su potencial contra el cáncer sin por su forma de actuar contra el gen ya que "recluta" a las células del sistema inmunitario, lo que podría abrir una vía de investigación totalmente nueva para combinar el Omomyc con la inmunoterapia.

Además, Omomyc puede actuar junto con otros medicamentos estándar contra el cáncer sin producir efectos secundarios para maximizar la acción contra el tumor y prolongar la supervivencia.

Después de validar la eficacia de este nuevo fármaco en el tratamiento de tumores de pulmón en modelos preclínicos, estamos ahora escalando la producción y la purificación de la miniproteína a nivel industrial para el tratamiento de los pacientes reclutados en futuros estudios clínicos,” explica la Dra. Beaulieu. Los estudios clínicos comenzarán en 2020 si no hay ningún contratiempo.

Este artículo fue publicado originalmente en Business Insider