La Game Developers Conference es un evento enfocado a los desarrolladores de videojuegos. Sin embargo, en la edición 2019 ya tuvimos algunos anuncios importantes que han sido del interés de todo el público. El más destacado, sin duda, fue la presentación de Stadia, la plataforma de videojuegos en streaming de Google. Epic Games es otro de los gigantes que no perdió la oportunidad de mostrar sus últimas tecnologías.

Los responsables de Fortnite también poseen una de las herramientas de desarrollo más populares del mercado, Unreal Engine. El motor gráfico se mantiene en la cuarta versión, pero este año agregaron novedades significativas que nos dejan ver cómo serán los gráficos en los videojuegos del futuro.

La primera demostración, de nombre Troll, es un cortometraje animado de Goodbye Kansas y Deep Forest Films. El vídeo ofrece un vistazo a la implementación de Ray Tracing, tecnología presentada por Nvidia como principal novedad de las GPU GeForce RTX Serie 20. Los estudios usaron una GeForce RTX 2080 Ti para que el renderizado ocurriera en tiempo real:

La siguiente demo, creada por el estudio Quixel, es Rebirth. En este destacan los entornos fotorrealistas y la iluminación, todo procesado en tiempo real. De no ser por la estructura futurista que aparece en el vídeo, cualquier persona podría confundirlo con un escenario de la vida real. Sus responsables afirman que pasaron 30 días en Islandia para analizar paisajes, así como otros elementos necesarios para desarrollar el corto.

Para finalizar, Epic Games mostró una versión de Robo Recall adaptado a la realidad virtual, concretamente para el Oculus Rift. Se trata de un juego de acción en primera persona que aprovecha el espectáculo visual de Chaos, el nuevo motor de físicas de Unreal Engine. Es capaz de generar geometría en tiempo real para que los juegos alcancen un nivel de destrucción sorprendente.

Por supuesto, dependerá de los desarrolladores implementar estas tecnologías en sus propias obras. La mayoría de estas novedades las veremos primero en videojuegos de PC, pues las consolas van un paso atrás en el apartado gráfico.