Un exempleado de Cisco Systems, acusado de fraude por más de 9,3 millones de dólares, ha sido detenido este martes en el Aeropuerto Internacional de San Francisco, según reporta el San Francisco Chronicle.

Prithviraj R. Bhikha, quien hasta 2017 fue empleado de la empresa fabricante de equipos de telecomunicaciones con sede en San José,​ California, ha sido acusado de usar su anterior cargo como director de la cadena de suministro global de Cisco Systems para impulsar el establecimiento de un nuevo programa bajo su dirección.

De acuerdo con las acusaciones en su contra, dicho proyecto implicó la identificación y el comisionamiento de proveedores externos para negociar acuerdos sobre las partes utilizadas en la fabricación de productos de Cisco.

Tras establecer varias entidades en el extranjero por su cuenta, Bhikha dirigió y aprobó contratos de la empresa con esas compañías, indica una declaración jurada presentada en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en San Francisco, según recoge el San Francisco Chronicle.

De esta manera, transfirió a través de Cisco unos 6,5 millones de dólares a una de sus compañías y cerca de 2,8 millones a otra. También transfirió más de 8,5 millones de dólares de cuentas bancarias asociadas con las entidades a cuentas bancarias de los Estados Unidos controladas por él y su esposa, de acuerdo con los fiscales estadounidenses.

Sin embargo, cuando varias personas de su círculo cercano comenzaron a sospechar sobre sus acciones, supuestamente reclutó a otro compañero de trabajo para ayudarlo a crear documentación fraudulenta que, posteriormente, sería entregada a Cisco para legitimar el proyecto.

Este presunto cómplice pidió a otra persona que se hiciera pasar por el CEO de una de las entidades comerciales en el extranjero en una reunión con los empleados de Cisco en julio de 2016, indica la declaración jurada.

Bhikha ha sido liberado tras pagar una fianza de 3 millones de dólares. De ser hallado culpable, podría ser condenado a una multa de hasta 250.000 dólares y un máximo de 20 años en prisión.