– Mar 25, 2019, 18:28 (CET)

Apple Card : La primera tarjeta de crédito de Apple ya es una realidad

Se trata de un nuevo servicio centrado en los pagos, creado por la propia compañía e integrado en Apple Pay llamado Card, junto con servicios adicionales como análisis de las finanzas personales.

Una de las sorpresas del día de hoy ha sido el anuncio de Apple, dentro de su evento centrado en los servicios, de potenciar Apple Pay con mejores funciones y oportunidades para los usuarios, anunciando que en caso de España es aceptado por más del 80% de los comercios. En este sentido, la compañía ha anunciado su propia tarjeta de crédito: Apple Card.

Lo que destaca de la tarjeta es su simplicidad: los clientes pueden suscribirse a la aplicación Apple Card desde Wallet en su iPhone en cuestión de minutos y comenzar a usarla con Apple Pay de inmediato en las tiendas, aplicaciones o en línea en todo el mundo. Y Junto con este servicio de pagos de Apple Card, el core del nuevo servicio de Apple es la presentación sencilla de las finanzas personales.

El servicio es capaz de analizar en qué gastamos y cómo gastamos y nos muestra nuestra relación de finanzas personales de una forma muy visual, localizando además donde se ha realizado el cargo, tendencias de gasto o información de nuestros patrones: las compras se totalizan y organizan automáticamente por categorías codificadas por color, como Alimentos y bebidas, Compras y Entretenimiento, y la aplicación proporciona resúmenes de gastos semanales y mensuales.

Así, Apple Card usa machine learning y Apple Maps para traducir los detalles de gastos en la tarjeta y explicar exactamente qué es y dónde se hizo el cargo, permitiendo organizarnos mucho mejor nuestra finanzas personales y permitir llevar un control más exacto. Además, el hecho de usar Apple Card otorga una serie de recompensas dentro del programa Apple Daily Cash, que ofrece un reintegro del 2% de los que gastamos en comercios asociados y 3% de nuestras compras en Apple, de forma que podemos usar ese dinero extra para comprar lo que queramos, sin un límite diario.

Otro punto importante es que no hay cargos asociados con la tarjeta de Apple: no hay cargos anuales, por retraso en el pago, internacionales o por sobrepasar el límite. Según Apple, sus tasas de interés se encuentran entre las más bajas de la industria y, si un cliente no realiza un pago, no se le cobrará una tasa de penalización.

Esta tarjeta nace de una alianza de la compañía con MasterCard y Goldman Sachs y funciona de forma única con cada iPhone, y cada pago está cifrado con el chip del terminal que utiliza Apple Pay, de forma que las transacciones son privadas y no son compartidas con terceros. Apple no sabe qué compramos, dónde compramos y cuándo compramos. Es más, cada vez que se hace un cargo, se genera un número nuevo para proteger tu identidad y tu dinero.

Junto con la tarjeta virtual, Apple también lanzará una tarjeta física de titanio, que solo tiene el nombre: ni número físico, ni CVV, ni fecha ni caducidad, pero si necesitamos alguno de esos datos estarán disponible en Apple Pay. Estará disponible este verano, de momento, en Estados Unidos.