La última milla es uno de los problemas más recurrentes en la gestión eficiente de los servicios de delivery. Todos los grandes actores del mercado tienen su propia alternativa, y lo cierto es que siguen buscando una forma de simplificar las entregas del último tramo a la vez que se adaptan a la regulaciones de las grandes ciudades que están empezando a limitar la entrada de los grandes vehículos -también de reparto- en centro.

Por ello, Amazon ya tiene almacenes en el centro y utilizan repartidores a bicicleta, entre otras muchas alternativas para la entrega de paquetes. Correos en España ha apostado por los vehículos de cero emisiones, pero aún así siguen buscando formas de optimizar al máximo los repartos. En este sentido, Ford ha anunciado una forma interesante de mezclar ambas formas, sin obligación de que se deban tener almacenes en el centro de las ciudades -algo que solo las grandes compañías se pueden permitir- y que ha bautizado como "warehouse on wheels" o almacenes sobre ruedas.

Warehouse on Wheels es una propuesta interesante: convertir las furgonetas en almacenes y desde ellas, un grupo de repartidores ponen en marcha los repartos. Básicamente centraliza el almacenamiento en furgonetas que puede cambiar de ubicación bajo demanda, sin necesidad de tener un número elevado y que estén dando vueltas, ya que el reparto lo realizan repartidores en bicicletas u otros vehículos sostenibles que en vez de venir cargados desde la central, hacen viajes recurrentes al "almacén sobre ruedas".

En este sentido, la optimización y la ubicación de estos almacenes sobre ruedas se hace sobre el nuevo software de Ford basado en la nube que identifica los lugares óptimos cercanos a múltiples puntos de entrega para que los conductores de reparto se detengan, y de estas forma sean los mensajeros pie y en bicicleta realicen el último tramo de entrega.

Según la compañía, el servicio podría ayudar a mejorar la experiencia de usuario, al ofrecer mejores plazos de entrega y reducir los costes al disminuir el tiempo que transcurre desde el pedido hasta la entrega al permitir a las furgonetas realizar viajes de ida y vuelta a la base más frecuentes y podría contribuir a reducir el tráfico en las principales ciudades.

👇 Más en Hipertextual