Autor: Javier Cazallas

El mundo del séptimo arte ha estado desde sus inicios rodeado de innovación técnica y de la constante búsqueda de efectos que queden lo más realistas en la pequeña y la gran pantalla. Desde los inicios de Georges Méliès creando escenas a todas luces imposibles, generaciones de profesionales han perfeccionado las técnicas para que los efectos especiales de cine se noten cada vez menos en pantalla.

Y es que parte del encanto del cine es saber que todo forma parte de un engaño, y aún así seguir teniendo esa capacidad de sorprendernos cuando vemos determinadas cosas en pantalla. Todo forma parte del espectáculo que supone sentarse en una butaca y trasladarnos a mundos impresionantes. Muchos de esos efectos, a día de hoy, los detectamos con suma facilidad. Sin embargo, muchos efectos especiales de las películas pasan inadvertidos por lo general.

Hoy, en Hobbyconsolas, repasamos algunos efectos especiales que has visto y que quizás no hayas detectado. ¡Ojo, vienen spoilers de la película Hijos de los hombres!

El aterrizaje del DeLorean

Seguramente os venga a la cabeza la mítica frase de Doc Brown de "¿Carreteras? A donde vamos no necesitamos...carreteras". Y es que el DeLorean de Regreso al Futuro II había sufrido unos arregladillos menores que, entre otras cosas, le permitían volar y viajar por la aeropista. En un momento de la película de Robert Zemeckis, el DeLorean aterriza en una urbanización y comienza a marchar. Los artistas de Industrial Light & Magic utilizaron una réplica exacta del coche a pequeña escala para recrear el aterrizaje ante un chroma (es decir, una pantalla de fondo cuyo color es eliminado posteriormente) y, en determinado momento, solapan la escena con el coche real que es el que arranca y comienza a andar. Aquí puedes leer nuestra crítica de Regreso al Futuro II.

San Francisco en Zodiac

En 2007, David Fincher dirigió la película Zodiac, que se desarrollaba en el San Francisco de los años 70. Una de las cosas que más impactaron a nivel general fueron las escenas de la ciudad californiana, igual a las que existieron en la década de los 70. No eran imágenes de archivo, sino que Fincher recurrió a la recreación por CGI (es decir, gráficos por ordenador) para dar forma al skyline de la ciudad del Golden Gate, y el resultado habla por si solo. Esto es algo que han reproducido cintas posteriores.

El Paul Walker creado por ordenador

La trágica muerte del actor Paul Walker, uno de los protagonistas de la saga de Fast & Furious, sacudió tremendamente a todo el reparto de la franquicia que no dudaron en rendirle homenaje en los finales de Fast & Furious 7 y Fast & Furious 8. En la séptima entrega, Paul Walker aparece en una escena final emotiva encarnando a Brian O'Conner, echando una carrera junto a Vin Diesel y su personaje Dominic Toretto. Pero un momento... resulta que Paul Walker no grabó esa secuencia, sino que fue un doble y el rostro de Walker fue generado mediante CGI. Es algo que también hemos visto en cintas como Rogue One: Una historia de Star Wars. Aquí puedes leer nuestra crítica de Fast & Furious 7.

El bebé de Hijos de los hombres

Uno de los momentos claves de la película de Alfonso Cuarón, Hijos de los hombres, es el momento en que nace el primer niño en 20 años en la Tierra. Naturalmente, las miradas de todo el mundo se centran en él. Ahora, lo sorprendente es que realmente nunca ha habido un niño. El bebé fue generado digitalmente por los genios de los VFX y aún así la escena del parto es de lo más realista. Lee nuestra crítica de Hijos de los hombres.

Los gemelos Winklevoss

David Fincher es uno de esos directores que te puede meter un CGI sutilmente cuando menos te lo esperas. En su película La Red Social, los conocidos gemelos Winklevoss que aparecen... no son gemelos. Si, cualquiera pensaría que lo lógico sería hacer un casting con gemelos y escoger a los mejores. Fincher optó por usar a Armie Hammer para interpretar su papel, y sobreponer su rostro sobre el de Josh Pence, que es el otro gemelo.

El incendio de El Club de la Lucha

¿Recordáis aquel plano secuencia de El Club de la Lucha en el que Edward Norton quema su apartamento? Bien, una vez más, David Fincher nos mete un gol por la escuadra. Toda la cocina del apartamento fue generada por ordenador por el estudio BUF, y la secuencia pasa sutilmente de la imagen real a la generada digitalmente para que el fuego de rienda suelta a su poder destructivo. Lee nuestra crítica de El Club de la Lucha.

El león de El Lobo de Wall Street

Una de las escenas más impactantes de El Lobo de Wall Street se produce cuando un león camina apaciblemente por la oficina de los corredores de bolsa más despiadados de Nueva York. Evidentemente, tiene truco, no iban a dejar que el pobre animal se comiese a alguna de estas víboras y enfermase, ejem. La secuencia fue grabada con el león y su domador - al que no se ve en el metraje - por un lado y la gente por otro, y luego solapadas para que diera la impresión de que compartían escena. Seguramente, Leonardo diCaprio respiro tranquilo. Lee nuestra crítica de El lobo de Wall Street.

Con esto terminamos nuestro a algunos de los efectos especiales de cine que pasan desapercibidos ante el espectador. ¿Os habíais dado cuenta de ellos? ¿Se os ocurre algún otro efecto visual "discreto"? ¡Dejadlo en los comentarios, cinéfilos.

Este artículo fue publicado originalmente en Hobby Consolas