La Nintendo Switch mantiene un ritmo de ventas extraordinario desde su llegada al mercado en marzo del 2017. La última cifra reportada supera las 32 millones de unidades vendidas en todo el mundo. Sin embargo, los de Kioto no piensan quitar el pie del acelerador, por ello ya trabajan en una revisión de la consola. Según reporta Nikkei, la empresa está considerando el lanzamiento de una versión más pequeña.

Este modelo, además de reducir sus dimensiones, sería más barata que la Switch original. De acuerdo al reporte, prescindirá de las capacidades para conectarse al televisor, dejando únicamente la posibilidad de jugar como portátil. Su objetivo es que la consola sea más fácil de transportar.

Nintendo tendría el plan de lanzarla durante su próximo año fiscal, que se extiende desde abril de 2019 hasta marzo de 2020. Todavía es pronto para poder asegurar si el producto estará disponible en el presente año. Lo curioso es que, al ser una versión más pequeña, podría significar también el adiós definitivo a la 3DS, una portátil que poco a poco comienza a despedirse.

El informe de Nikkei genera otra duda: ¿la compañía apostará por una versión barata sin olvidarse de una revisión del modelo original? En octubre de 2018, el Wall Street Journal aseguró que la Switch recibirá una renovación con mejor pantalla, más delgada y eficiente energéticamente. Desconocemos si se trata de la misma Switch que reporta el portal japonés, pero no descartemos que existan dos modelos con diferentes características.

Para finalizar, parece que los responsables de Mario Bros. también quieren anunciar un nuevo servicio este año. Sería más caro que Nintendo Switch Online, aunque de momento no han compartido más información al respecto. 2019 será un año de gran importancia para la industria de los videojuegos. Se espera que Sony y Microsoft revelen la primera información oficial de sus consolas de próxima generación.