IKEA se subió al tren del CES 2019 para presentar las KADRILJ y FYRTUR, unas persianas inteligentes con atractivos muy interesantes, comenzando con su diseño. El movimiento de la empresa deja clara su estrategia de intentar conquistar el hogar inteligente, un camino que inició en 2017 con el lanzamiento de productos de iluminación conectada.

De acuerdo a la compañía sueca, la tela será capaz de detener la luz solar por completo, una novedad que ya ofrecen sus persianas manuales Tretur. No será necesario realizar ninguna instalación eléctrica para que funcionen, pues incluyen una batería removible que puede recargarse por medio de un puerto USB. Venderán baterías por separado para aquellos que no estén dispuestos en esperar una recarga.

Las persianas podrán controlarse de manera individual o en grupo, ya sea desde el control remoto incluido o por medio de un asistente de voz. Tendrán soporte con Alexa y Google Assistant, además de poder integrarse con Apple HomeKit. Por supuesto, podrá enlazarse con un Tradfri Gateway, dispositivo para conectar productos inteligentes de IKEA en la misma red Wi-Fi. De esta forma se podrán coordinar persianas y luces dependiendo el momento del día.

Las persianas estarán disponibles en diversas regiones de Europa a partir del 2 de febrero, pero no se ha confirmado si España las recibirá el mismo día. A Estados Unidos llegarán el primero de abril. Los precios revelados corresponden a la tienda alemana: el modelo básico (KADRILJ) comienza desde 99 euros, mientras que el segundo (FYRTUR) se puede obtener desde 119 euros. Existen diferentes tamaños que irán incrementando su precio. Se espera que el costo sea similar en otras regiones.

Comparándolas con otras propuestas del mercado, las de IKEA se destacan principalmente por ser más económicas. Es común encontrar persianas inteligentes con un costo bastante superior. Desde un principio la empresa ha ofrecido productos inteligentes que no solo son atractivos por sus funciones, también por su precio. Con las Fyrtur no fue la excepción.