Facebook ha comunicado que cerrará la aplicación mediante la cual ha sido descubierta recolectando todo tipo de datos de personas de entre 13 y 35 años a cambio de ofrecerles una compensación de 20 dólares por el acceso total a su teléfono. La app suponía una violación flagrante de las normas de uso para desarrolladores de Apple, lo que ha propiciado su rápido cierre en iOS.

En Android, no obstante, es previsible que continúe estando disponible y recolectando datos gracias al menor control ejercido en este sentido. Bautizada como Facebook Research, desde la red social aseguran que el único objetivo es tener datos del mercado para desarrollar futuras estrategias o servicios que puedan ser de utilidad para la empresa comandada por Mark Zuckerberg. La realidad es que la firma ha vuelto a ser descubierta poniendo en práctica unos procesos que son, como poco, preocupantes.

https://hipertextual.com/2019/01/facebook-espiar-telefonos-adolescentes

Porque si una aplicación "para hacer un estudio de mercado" suena ciertamente inocente, la cosa cambia cuando se conoce que la misma en realidad lo que garantiza es el acceso total a los controles de administración del terminal, ofreciendo acceso a los datos de ubicación, historial de navegación y cualquier otro contenido del resto de aplicaciones del terminal. Un campo sin vallas.

"No estábamos espiando a nadie"

Facebook, por su parte, ante la investigación de TechCrunch que ha revelado el uso de dicha aplicación, se defiende alegando que su finalidad no era espiar a los usuarios. "No fue 'espionaje' ya que todas las personas que se registraron para participar pasaron por un proceso claro de incorporación en el que solicitaron su permiso y se les pagó para participar", aseguran.

https://hipertextual.com/2019/01/facebook-unificar-whatsapp-instagram-messenger-unico-servicio

Alegan, además, que no se ha intentando ocultar este servicio en ningún momento, dado la propia aplicación incorporaba el nombre de la compañía y, aunque no niegan que hubiera menores de edad entre los participantes, afirman que este número corresponde a "menos del 5 por ciento" del total. "Todos ellos contaban con formularios de consentimiento de los padres firmados", concluye un representante de Facebook.