No sabemos si la próxima generación de consolas abrazará el streaming de videojuegos como estándar en la industria, pero sí que tenemos la certeza de que todos los grandes del mercado quieren entrar en este terreno, de momento, poco explorado. En este contexto, tanto Sony con PS Now como Nvidia tienen un servicio de juegos en streaming bastante potente (aunque limitado a unas pocas regiones del mundo), y lo cierto es Microsoft también parece estar trabajando en el suyo tras el relativo éxito del modelo por suscripción que ofrece Game Pass. Y Google.

https://hipertextual.com/2018/10/google-project-stream-streaming-videojuegos-chrome

Ahora es otro de los gigantes de la red lo que apuntan a entrar en este mercado tan poco explorado pero tan prometedor: Amazon. La compañía de Jeff Bezos parece que está trabajando en su propio Netflix para videojuegos, que se sumaría a las ofertas del resto de servicios de streaming que ofrece la compañía, como Prime Music o Prime Video.

En este sentido, el funcionamiento sería similar al que tiene a día hoy PS Now, es decir, un catálogo de videojuegos al que los usuarios podrían acceder por una cuota mensual y para que no haría falta dispositivos dedicados de alta potencia como una consola, puesto que podría funcionar directamente en una Smart TV o en un dispositivo como el Fire Stick de la compañía.

Eso sí, según el mismo reporte, el servicio de videojuegos de Amazon todavía tiene mucho camino por delante, tanto que no tendríamos noticias de él hasta 2020, como mínimo. Ahora parece que Amazon están sondeando a la industria para conocer la opinión de las editoras y de los publishers para conocer todas las condiciones, lo que indicaría que el servicio está en las fases más tempranas de su desarrollo.

No debemos olvidar que Amazon tiene una de las mayores infraestructuras de red y servicios en la nuble, de hecho utilizan grandes empresas e incluso compañías de streaming, por lo que su tecnología puede decantar la balanza si el servicio de videojuegos de Amazon se hace realidad.