La sonda Solar Parker tiene la dura tarea de acercarse al Sol para brindarnos nueva información que nos permita conocer más acerca de nuestra estrella. Durante 12 días, del 31 de octubre al 11 de noviembre, Parker orbitó en la atmósfera solar, mejor conocida como corona, consiguiendo acercarse a una distancia récord de 16,9 millones de kilómetros del Sol. Además capturó una histórica imagen del hecho, que ha sido compartido el 12 de noviembre por la NASA.

La imagen fue enviada el 7 de diciembre junto con un paquete de datos científicos. Sin embargo, debido a las posiciones relativas entre la sonda, el Sol y la Tierra, no se pudo obtener toda la información. Por lo tanto, esta terminará de ser descargada cuando Parker tenga un segundo encuentro con nuestra estrella en abril del 2019.

Aparte de ser el objeto creado por el hombre que ha volado más cerca del Sol, Parker puede presumir haberse convertido en el objeto más rápido de la historia, gracias a que ha ido incrementando su velocidad al pasar los días.

En algún momento de los próximos meses, la velocidad que alcanzará será lo suficiente como para igualar la rotación del Sol, lo que permitirá estudiar una misma región de nuestra estrella en un lapso de tiempo largo, facilitando a los científicos más datos para conocer más de los enigmas que esconde. La sonda Solar Parker estará en actividad hasta el año 2025.