Desafortunadamente, los arrecifes de coral se mantienen en constante peligro de desaparecer. La situación ha generado que diversas instituciones en el mundo tomen medidas para protegerlos. En Australia, la Universidad de la Tecnología de Queensland ya había tomado la iniciativa de cuidar la salud de estos ecosistemas marinos, pero ahora quiere restaurarlos con ayuda de un robot.

Larvalbot, como han bautizado al drone autónomo, es capaz de cargar con 100.000 larvas de coral para esparcirlas en zonas requeridas. Su sistema inteligente le permite identificar regiones que se pueden beneficiar del "cultivo". Un humano puede ver su trayecto desde un iPad, es quien decide en qué momento soltar la carga. La tecnología ya está en funcionamiento en la Gran Barrera de Coral, el arrecife más grande del mundo.

Los investigadores han aprovechado esta época del año, pues es cuando ocurre un evento de desove masivo. Los corales liberan óvulos y esperma que llegan a la superficie para fertilizarse. Después regresan al fondo del océano y son aprovechados por las larvas para desarrollar colonias. En el siguiente vídeo puedes ver cómo funciona.

Entre 2016 y 2017, diversos eventos causaron la destrucción de corales en ese lugar, generando preocupación en la comunidad internacional. Por supuesto, el calentamiento global es uno de los principales culpables. El objetivo es "aumentar la escala y la eficiencia en la entrega de larvas microscópicas directamente en secciones dañadas de los arrecifes", aseguró a Digital Trends el profesor Peter Harrison.

En estos momentos todavía no puede asegurarse que la misión fue un éxito, ya que se necesitan entre seis y nueve meses para poder observar su crecimiento. Sin embargo, sus responsables aseguran que todas las señales son positivas. Australia no será el único país beneficiado por Larvalbot, el plan es llevarlo a las Filipinas en los primeros meses del próximo año para cumplir el mismo propósito. Poco más tarde regresará a la Gran Barrera de Coral para continuar su tarea.

Harrison dijo que la mayoría de arrecifes en el mundo sufren una continúa pérdida, resaltando que es necesario intervenir para ser más eficientes en la restauración de comunidades de coral. Continuamente vemos la aplicación de robots y drones en el sector militar, así que es una gran noticia que su uso se expanda hacia el cuidado de la naturaleza.