220 muertos, más de 800 personas heridas y cientos de desaparecidos son el saldo de un tsunami que ha ocurrido en algunas de las costas de las islas de Java y de Sumatra (Indonesia) a las 21:20 hora local. Es probable que la cifra se incremente a medida que se inspeccionen más áreas de la región.

A diferencia de otros tsunamis en la región, especialmente el devastador ocurrido en 2004, este no fue causado por un terremoto y la población no fue alertada del peligro que se acercaba. ¿Qué ha provocado este y por qué no hubo alarma previa?

Anak Krakatoa

Lo más probable es que el tsunami fue causado por Anak Krakatoa. Es el "hijo" de uno de los volcanes más devastadores que se han documentado, Krakatoa, que en realidad fue una isla de tres conos que en parte desapareció el 27 de agosto de 1883 cuando ocurrieron cuatro explosiones enormes a las 5:30, 6:42, 8:20, y 10:02 (hora local).

La última fue tan violenta que terminó por destruir dos terceras partes de la isla, con una fuerza de 350 megatones —10 mil veces más poderosa que la bomba atómica de Hiroshima—, percibida por 10% de la Tierra y generando tsunamis de olas de hasta 40 metros de altura, devastando más de 160 aldeas a lo largo de la costa de las islas de Java y Sumatra.

La ceniza de la explosión alcanzó los 80 kilómetros de altitud, manteniéndose en la atmósfera de todo el mundo durante los siguientes tres años, con reportes de de colores brillantes durante el crepúsculo y el alba causados por la refracción de los rayos solares en las partículas suspendidas.

35 años más tarde, erupciones bajo el mar a ritmos constantes dieron el nacimiento de una nueva isla, Anak Krakatoa. A mediados de la década de 1970 superaba los 200 metros de altura, con un crecimiento de 5 metros por año.

Actualmente la isla tiene una altura aproximada de 300 metros y a diferencia de muchos volcanes, el cráter está es lateral. Reportes preliminares determinaron que fueron deslizamientos de tierra submarinos, causados por las erupciones de Anak Krakatoa los que dieron origen al sorpresivo tsunami.

El Centro de investigación de tsunamis de Indonesia explicó que la naturaleza del deslizamiento de tierras submarinas son capaces de producir olas con mucha fuerza, aunque no lo parezcan por no ser de gran altura. En este caso, de apenas un metro, pero aún así, sumamente devastadoras.

El tsunami llegó sin aviso previo

El tsunami en las islas de Java y Sumatra llegó sin aviso, por la noche, tomando por sorpresa a locales y turistas, que no sintieron sismos, ni recibieron ninguna alerta del peligro que se acercaba.

Debido a que no ocurrió ningún sismo, los sistemas de alerta temprana para emergencias no se activaron. Detectores en cambios significativos en la altura de las olas en el área tampoco recogerían el tsunami, pues fue de apenas un metro de altura.

Un deslizamiento lateral submarino es capaz de mover grandes cantidades de agua a fuerzas suficientemente devastadoras sin que se presente, necesariamente, como olas de gran altura. Fue lo que parece haber sucedido en el caso del tsunami en Indonesia. Sumado a que llegó sin ningún tipo de alerta previa, este ocurrió durante la noche y con la marea alta por lo que los estragos son aún mayores.