No hay duda de que Fortnite ha sido el juego más popular del 2018, un auténtico fenómeno que no para de crecer. Lo más lógico sería pensar que PlayerUnknown’s Battlegrounds, su principal rival, se encuentra muy alejado de ese éxito. Para sorpresa de muchos no es así, al menos no en lo relacionado al número de jugadores.

PUBG Corp confirmó a The Verge que la versión para dispositivos móviles alcanzó los 200 millones de usuarios, de los cuales 30 millones se mantienen activos diariamente. La noticia es llamativa porque, según un reporte de Bloomberg, Fortnite había llegado a la misma cifra en noviembre. Seguramente el battle royale de Epic Games ha crecido en el último mes, pero el aumento no sería tan significativo.

El logro de PUBG Mobile es muy importante, significa que la mayoría de sus jugadores lo disfruta desde un terminal. Esta sería la principal razón por la que constantemente actualizan el contenido de la versión móvil. Hace unas horas agregaron el mapa Vikendi y un nuevo vehículo. El escenario está cubierto de nieve para adaptarse a la época invernal.

Otro punto importante a tener en cuenta es que no se contabiliza a los jugadores de China. Al igual que Fortnite y Paladins, PUBG fue prohibido en aquel país por ser violento y vulgar. Tampoco se han tenido en cuenta a los 50 millones que han comprado el juego en PC y consolas. Apenas el pasado 7 de diciembre aterrizó en la PlayStation 4 por 29 dólares/euros.