Quién le iba a decir a Valve, la empresa de videojuegos responsable de Half-Life y Counter-Strike, que un buen día iba a vivir básicamente de vender juegos de terceros a través de su tienda online Steam.

La idea era simple. Ofrecer una aplicación desde la que centralizar la instalación, actualización y gestión de todos los juegos que tengas instalados en tu PC o Mac.

Con el tiempo, Steam ha incorporado funciones, como hablar con otros usuarios, obtener trofeos por nuestros logros mientras jugamos, ofertas y descuentos e incluso comprar o descargar software aparte de los juegos.

Y es que, a pesar de la omnipresencia de Xbox y PlayStation como referentes del videojuego, las computadoras siguen siendo más que perfectas para jugar a según qué juegos.

Otra de las innovaciones de Valve y su tienda Steam es su propio sistema operativo SteamOS, una distribución Linux pensada para que cualquiera computadora se convierta en una consola de videojuegos compatible con Steam y la gran mayoría de sus juegos en catálogo.

¿Qué necesitas para convertir tu PC en una Steam Machine, una máquina capaz de ejecutar los juegos de Steam?

Hardware

Los componentes físicos de nuestra computadora son claves para ejecutar videojuegos, en especial aquellos que exigen una tarjeta gráfica en condiciones.

Valve nos dice que para ejecutar SteamOS necesitamos una computadora con los siguientes requisitos mínimos:

  • Procesador Intel o AMD de 64 bits
  • 4 GB o más de RAM
  • 200 GB o más de espacio libre en disco
  • Tarjeta gráfica NVIDIA, AMD (RADEON 8500 o superior) o Intel
  • Puerto USB para instalación
  • Firmware UEFI

Obviamente, estos requisitos sirven para que funcione correctamente, SteamOS, la tienda Steam y los juegos básicos. En caso que estemos pensando en un videojuego en particular, basta con acudir a su ficha técnica de Steam para ver qué hardware necesita, concretando la memoria de la tarjeta gráfica, principal escollo para que un juego funcione o no en condiciones.

Software

El único software que necesitaremos para convertir un PC en Steam Machine es SteamOS, de ahí su ventaja respecto a emplear la aplicación de Steam.

Con SteamOS nos garantizamos una máquina enfocada únicamente a ejecutar juegos, algo que con un PC con Windows o Linux más Steam no es así.

Tal y como indica Valve, SteamOS es un sistema operativo basado en Linux, y más concretamente en Debian 8 optimizado para la tarea que nos ocupa. Con todo, puedes instalar software adicional.

Lo ideal es emplear un PC dedicado, es decir, que solamente instalaremos SteamOS, por lo que si previamente tenías Windows y/o tus archivos personales, es mejor que los guardes en un disco externo.

Si es así, Valve recomienda realizar una instalación automatizada.

Instalación automatizada

La instalación más simple de SteamOS es mediante el modo automático. Consiste básicamente en descargar la versión más reciente del instalador de SteamOS, de no más de 2 GB, descomprimirlo en una memoria USB con formato FAT32.

El siguiente paso es arrancar el PC, que usaremos como Steam Machine, usando la memoria USB o pendrive. Según la BIOS, basta con pulsar F8, F11 o F12 para abrir el menú de arranque de la misma.

Si todo va bien, veremos un menú preguntando qué tipo de instalación queremos. Tras elegir Instalación automatizada, el instalador hará todo el trabajo, lo que implica borrar el disco, reparticionarlo, instalar SteamOS y dejarlo listo para su uso.

Al reiniciarse por primera vez la computadora, SteamOS se cargará y nos pedirá conectarnos a un punto Wi-Fi u otra conexión a internet. Una vez conectado, SteamOS instalará Steam.

Instalación para expertos

La instalación para expertos o instalación manual de SteamOS permite personalizar aspectos como el idioma, ubicación y distribución de teclado.

Pero el punto más relevante es que nos da la oportunidad de elegir las particiones del disco para instalar SteamOS, de manera que si tenemos ya instalado Windows, podemos aprovechar una partición o disco adicionales para convertir nuestro PC en Steam Machine.

No está de más recordar que trastear con particiones puede llevarte a perder tus datos y archivos, por lo que conviene realizar una copia de seguridad y tener a mano el instalador de Windows o del sistema operativo que utilices.

Por lo demás, el resto del proceso de instalación es idéntico. Al finalizar, tendrás un sistema operativo Linux donde básicamente se carga Steam y los juegos que vayamos instalando.