Los museos y los centros de Ciencia son lugares maravillosos para aprender un poco más sobre este ámbito. Sin embargo, no son los únicos ya que en multitud de lugares se puede vivir la ciencia aún más cerca de lo que podemos pensar.

Por este motivo, en Hipertextual hemos querido recoger seis sitios que hay que visitar si uno está cerca. Desde experimentos que demuestran que la Tierra rota sobre sí misma hasta Marte, pasando por el sistema solar a escala o el CERN. Apunta todos estos lugares para disfrutar aún más de la ciencia en tus viajes.

Ciencia y Religión

El péndulo de Foucault con el que se demostró la rotación de la Tierra, se puede visitar cada jueves en la Iglesia de San Pedro y San Pablo en la ciudad polaca de Cracovia. Además de ser un experimento muy interesante, une ciencia y religión, probando que ambos campos no tienen por qué estar reñidos. El péndulo que se coloca todas las semanas está colgado a 46,5 metros de altura.

Este péndulo esférico, invención de León Foucault, oscila verticalmente durante horas. El experimento inicial se realizó en el Panteón de París en el año 1851 y gracias a este sabemos que la Tierra gira sobre sí misma.

Este experimento no solo se puede visitar en Polonia, ya que en España o México también existen varios lugares en los que observar este experimento de cerca. Las ciudades españolas de Valencia, Granada o Madrid, entre muchas otras, cuentan con su propio péndulo de Foucault, al igual que Santiago de Querétaro, Ciudad de México o Culiacán.

El CERN

La "catedral moderna del conocimiento científico", catalogada así por la investigadora y divulgadora científica Sonia Fernández-Vidal, permite visitas guiadas y gratuitas. Las visitas pueden ser tanto individuales como en grupos de hasta 12 personas en dos idiomas, inglés y francés. Pero si el grupo es de hasta 24 personas, el tour será en el idioma escogido. Desde el CERN aconsejan que los niños que participen en el tour tengan al menos 12 años y señalan que para niños más pequeños tienen exposiciones permanentes que disfrutarán más.

El CERN se encuentra en la capital suiza, Ginebra. Las visitas a este centro duran entre dos y tres horas e incluyen la asistencia a las dos exposiciones permanentes, aunque la entrada al acelerador de partículas no es posible sobre todo cuando está en funcionamiento. Por otra parte, si se avisa con antelación, también se puede comer en alguna de las cafeterías que hay en las instalaciones.

Observatorio de Canarias

El Observatorio Astrofísico del Roque de los Muchachos (ORM) en La Palma (Canarias) también tiene la opción de ser visitado. Todos los tours son guiados y hay que pagar 9 euros para realizar la visita, excepto en el caso de los residentes, estos tienen un descuento sobre las tarifas fijadas por los guías y el precio a pagar es de 6 euros.

Los tours duran entre 70 y 90 minutos y, aunque todas las visitas se realizan durante el día, los visitantes que se paseen por el observatorio podrán conocer más de cerca el trabajo que los investigadores desarrollan desde Roque de los Muchachos y visitar uno de los telescopios por dentro.

Rjukan y Viganella

En realidad son dos ciudades muy distintas, Rjukan es noruega, mientras que Viganella está en Italia. A pesar de sus diferencias comparten un mismo problema (y solución): durante seis meses no tienen luz solar porque están en medio de un valle. Así pues, la ciencia decidió tomar medidas para iluminar estas dos ciudades mediante espejos que sueltan la luz en la plaza.

Viganella, además, tiene una bonita relación con Huelva. Fue en esta ciudad española donde se construyó el espejo gracias al cual el pueblo ahora tiene luz entre noviembre y febrero, meses que los residentes antes pasaban completamente a oscuras.

El sistema solar de Suecia

El Sol, Mercurio, Venus, la Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno o Plutón son algunos de los objetos que se pueden ver en el sistema solar de Suecia, aunque hay más y todo a una escala proporcional entre el tamaño del astro rey y los planetas y demás.

El Globe de Estocolmo representa a nuestra estrella, mientras que si los visitantes caminan hacia el norte irán encontrándose con cada uno de los objetos celestes. "Las distancias y los tamaños se escalan de acuerdo a 1:20 millones, y los planetas interiores se encuentran en el área de Estocolmo", explican en la página web.

Hacer este paseo, sobre todo con los más pequeños, es muy didáctico para conocer no solo los planetas del sistema solar sino también otros objetos que se encuentran conviviendo con nosotros, como pueden ser los asteroides Eros, Saltis o Vesta, menos conocidos que otros de nuestros vecinos planetarios.

Marte

Opportunity

Aunque todavía no tenemos la opción de visitar el planeta rojo, sí podemos ir a un lugar que los investigadores consideran bastante parecido a Marte: las Minas de Ríotinto, en la provincia de Huelva (Andalucía).

https://hipertextual.com/imagen-del-dia/minas-de-riotinto

El nombre del río, Tinto, viene de su peculiar color rojizo, al igual que el de la superficie del planeta vecino. Esto se debe a que "alrededor del curso se sitúa el mayor yacimiento minero a cielo abierto de Europa", tal y como señala la Junta de Andalucía.

Las minas además están consideradas como un análogo de Marte, por lo que han sido a menudo muy estudiadas por astrónomos de todo el mundo.