Anunciado hace algo más de un mes, la nueva película sobre Deadpool causó cierta confusión en la comunidad. Y es que Once Upon a Deadpool, como se llamará oficialmente, no es una secuela, una precuela, una versión extendida o una versión del director. Es algo pocas veces visto en la industria del cine: una versión suavizada de Deadpool 2 para adaptarla a la calificación por edades PG-13 (recomendada para mayores de 13 años).

Y es que hay pocas películas recientes más ajenas a ello, a estar cerca de ser una película para todos los públicos, que Deadpool 2. Sea como fuere, tal y como contó el propio Ryan Reynolds, terminó dando el visto buena a esta versión debido a lo limitado de su emisión en cines y, sobre todo, a su cariz benéfico, pues se donará 1 dólar a la lucha por el cáncer por cada entrada vendida.

En el tráiler podemos ver algunos de los nuevos fragmentos, como el que nos presenta al mercenario bocazas dialogando con una pareja de ancianos o, el núcleo del vídeo, la conversación con Fred Savage, actor que triunfó cuando era niño y al que pudimos ver en películas tan icónicas como La princesa prometida, clara referencia para sus escenas en Once Upon a Deadpool. Suyo es el mejor chiste del tráiler, en la línea del humor característico del personaje y sus películas.

- Prefiero las películas de Marvel.
- Nosotros somos Marvel.
- Bueno, sí... pero, ya sabes, Marvel licenciada por FOX. Es como si los Beatles fueran producidos por Nickelback. Es música pero apesta.