Ha pasado un año desde que Dom Hofman, fundador de Vine, anunciara que la popular aplicación de vídeo tendría un regreso triunfal este mismo año. Sin embargo, Hofman debió retrasar el lanzamiento de la plataforma debido a varios problemas legales que se presentaron en el camino. Recientemente confirmó que "Vine 2.0" llegará en 2019, pero ha sido hasta hoy que anunció el cambio de nombre.

El sucesor de Vine se llamará Byte y estará disponible en la primavera del próximo año. Utilizó su cuenta para revelar la información y mostrar el logo de la aplicación. De momento no hay más información al respecto, aunque desde hace tiempo se sabe que la plataforma retomará la idea de los vídeos cortos.

Vine recorrió un camino de incertidumbre tras ser adquirido por Twitter en 2016. La red social terminó cerrando poco tiempo después, sin embargo, en la actualidad siguen apareciendo recopilaciones de los vídeos que triunfaron en el extinto servicio. Vine fue un lugar donde varias personas lograron obtener fama, pero al final debieron trasladarse a otras plataformas como YouTube o Instagram para continuar su trabajo.

Hofman cree que aún tiene una oportunidad de éxito con Byte a pesar de que el sector de vídeo está muy competido actualmente. El fundador le dijo a TechCrunch que cuentan con los recursos económicos y el equipo humano necesario para ofrecer un nuevo producto. De momento, Byte ya tiene cuenta de Twitter y una web que sólo muestra un formulario para suscribirse a noticias sobre la aplicación.

Si bien el público ha mostrado su apoyo al nuevo proyecto, aún es muy pronto para afirmar que Byte logrará hacerse un huevo entre los grandes del sector. Los tiempos han cambiado y ahora mismo luce poco probable que se conviertan en una sombra para Instagram. Seguramente en los próximos meses sabremos más características de la aplicación y el panorama a futuro será más claro.