YouTube

La activista y estudiante de derecho rusa **Anna Dovgaliuk** ha dado la nota por protagonizar un vídeo en el que a diversos **hombres en el metro** de San Petersburgo (Rusia) les **arroja** agua con **lejía en sus pantalones** por sentarse con las piernas «demasiado» abiertas, es decir, el llamado *manspreading*.

**Originalmente**, había sido **subido** en el canal de **YouTube** de la también modelo de 20 años el **25 de septiembre**, pero, fue eliminado por la plataforma por infringir sus políticas de contenido. Luego se hizo viral tras ser publicado hace unas dos semanas por el medio en inglés *In The Now*, donde ya tiene más de 6.7 millones de reproducciones. Este canal de redes sociales es propiedad de *Russia Today* (*RT*), un medio de comunicación que responde directamente al Kremlin.

### ¿Falso o verdadero?

La revista rusa en línea *Bumaga* consiguió entrevistar a **uno de los sujetos** a quienes les echa el cloro con una botella de plástico en la entrepierna. **Stanislav Kudrin aseguró que fue pagado por hacerse pasar como «víctima»** de la activista social para el vídeo.

En su perfil de Facebook, que ya ha sido eliminado, Kudrin escribió, según recoge dicho medio local:

> Nos echaron agua […] Naturalmente, escenificado. Esa sensación cuando vienes al rodaje con dos pantalones de repuesto y te vas con un sueldo.

En la publicación borrada, también **sugería** que el vídeo **fue realizado por My Duck’s Vision, un estudio** que ha sido **previamente acusado de tener vínculos con el Kremlin** y, por tanto, el apoyo del presidente ruso Vladimir Putin. No obstante, el estudio especializado en vídeos virales ha negado las acusaciones y cualquier nexo con la producción del mismo.

### Propaganda del Kremlín

De acuerdo con *EU versus Disinformation*, *In The Now* es propiedad del Gobierno ruso y el vídeo es propaganda del mismo. El objetivo, según el sitio especializado en la disección de desinformación pro-Kremlin, es **provocar reacciones anti-feministas** como las del vídeo en Facebook, donde los usuarios han expresado su indignación contra Dovgaliuk a menudo en un lenguaje fuertemente misógino.

«Esta no es una protesta, es un ataque. **Tal vez alguien debería vertir blanqueador en ella** por sacarse los pechos. Es la misma cosa», escribió Robin Stedman, cuyo comentario ha sido el más popular al reunir **más de 14.000 «me gusta»**.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.