Tras 15 años en funcionamiento, iFixit es ya más que conocido por los despieces de teléfonos y sus guías de reparación paso a paso de teléfonos y otros gadgets. Ahora es Motorola la que se alía con ellos, ofreciendo una serie de kits de reparación con los que puedes ser tú mismo quien cambie la batería o esa pantalla rota a tu móvil. Un paso en sentido opuesto al resto de marcas.

Los paquetes, que se distribuyen a través de la propia página de iFixit, incluyen todo lo necesario para realizar el apaño. Desde las piezas a los destornilladores necesarios, o los propios adhesivos a sustituir. Tan solo hay que seguir los tutoriales paso a paso en la propia web para tener el teléfono como el primer día.

iFixit ya contaba con las piezas por separado para realizar reparaciones de terminales de Motorola y otras muchas marcas. La diferencia es que ahora estos componentes vienen directamente de la marca. De esta forma el icónico fabricante se acerca a la cultura de la reparación y afronta uno de los grandes problemas de la electrónica y el consumo hoy día: la generación de residuos.

Con un precio de 40 dólares para las baterías y de unos 100 dólares para las pantallas, de momento, los kits están disponibles para los siguientes teléfonos:

  • Moto Z Force
  • Moto Z Play
  • Moto X Pure Edition
  • Moto G4 y G4 Plus
  • Moto G5 y G5 Plus
  • Droid Turbo 2

Con este paso se facilita la reparación del terminal, que muchas ocasiones directamente no carece de sentido debido a su elevado coste. La parte negativa es que si intentas arreglar el dispositivo y algo va mal, seguirás siendo el responsable de ello, por lo que parece orientado a teléfonos con un tiempo donde la garantía ya no sea válida. A cambio, sabemos que el fabricante toma un compromiso con la vida de sus teléfonos actuales e incluso que ha de pensar en la facilidad de reparación para los venideros.