Google ha presentado este martes, junto con los Pixel 3 y 3 XL, su nueva Pixel Slate, un dispositivo que abre una nueva línea de producto y que posiciona a la firma para competir con otras empresas del sector en un terreno hasta ahora inexplorado por ellos. ¿Cuál es? Es de las tabletas con aspiraciones a ordenadores, claro.

La Pixel Slate es la apuesta de la gigante tecnológica para competir contra dispositivos como el iPad Pro o la Microsoft Surface, ofreciendo una alternativa más para quienes buscan la portabilidad extrema sin que eso implique renunciar a características propias de un ordenador portátil convencional. Por tanto, y como es natural, se compone de una tableta a la que puede ser adjuntado un teclado, ofreciendo posibilidades tanto para el ocio como para el trabajo a través –y este es su punto fuerte– de Chrome OS.

Con ello la compañía pretende ofrecer todo lo bueno de un PC junto al inmenso y variado conjunto de aplicaciones Android que existen en la actualidad, las cuales capacitan al usuario para realizar no solo un mayor conjunto de acciones, sino para llevarlas a cabo de una manera más eficiente.

La mejor combinación

Chrome OS ofrecerá en la Pixel Slate la posibilidad de contar con algunas de las opciones más populares de iOS en el iPad, como es la posibilidad de dividir la pantalla para utilizar dos aplicaciones al mismo tiempo o configurar un modo que ajuste el color del panel de manera automática para hacerlo más cómodo en distintos ambientes. Google asegura que la experiencia con el software en este nuevo terminal es algo inédito en los productos de la compañía hasta el momento, y lo cierto es que, al menos, así lo parece.

Las especificaciones del dispositivo también son atractivas, contando con dos altavoces en la parte frontal y dos cámaras –una frontal y otra trasera– con capacidad para realizar fotografías en modo retrato, ambas de 8 megapíxeles. Además, dispone de conexión USC-C y desbloqueo mediante huella dactilar gracias a un sensor ubicado en el marco del terminal.

La Pixel Slate será lanzada de manera inicial en mercados seleccionados –Estados Unidos, Reino Unido y Australia–, con un precio que comienza en los 599 dólares en su configuración más básica con procesador Intel Celeron, 4 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno. Existen también otras configuraciones que varían en capacidad y procesador, disponiendo la máxima de ellas 256 GB de almacenamiento, 16 GB de RAM y un Intel i7 de octava generación, vendiéndose esta por 1.599 dólares. El teclado, que cuenta con un botón dedicado para Assistant y dispone de retroiluminación, se vende por separado a un precio de 199 dólares, de la misma manera que un lápiz para dibujar o tomar notas, que tiene un precio de 99 dólares.