Actualización: Ubisoft logró detener el ataque pero sus servidores continúan con algunos problemas de conexión.

Desde hace algunas horas, una gran cantidad de usuarios comenzaron a reportar problemas de conexión con diversos títulos de Ubisoft, incluyendo al recién estrenado Assassin's Creed: Odissey. La compañía francesa no tardó mucho en salir a confirmar que sus servidores se encuentran bajo un ataque de negación de servicio distribuido (DDoS).

Los problemas comenzaron hace un par de horas y hasta el momento no hay noticias positivas. Este tipo de ataques suelen ser prolongados y requieren atención máxima por parte de los afectados. Los técnicos de la compañía continúan trabajando para resolver el problema lo antes posible. Rainbow Six Siege y For Honor son los otros juegos que más se han visto perjudicados.

Ubisoft no es la única afectada. Square Enix también dio a conocer que los servidores de Final Fantasy XIV están sufriendo un ataque del mismo tipo. Al ser un juego que depende totalmente de la experiencia online, el ataque tiene descontentos a una gran cantidad de jugadores.

Sin entrar en términos demasiado técnicos, un ataque DDoS sucede cuando varios ordenadores realizan miles de peticiones a un servidor hasta agotar sus recursos. El servidor colapsa y no puede seguir ofreciendo sus servicios. Este tipo de ataques se han hecho muy populares en los últimos años debido a que no son complicados de realizarse. Las compañías y organizaciones pueden tomar medidas para prevenirlos, pero siempre será complicado enfrentar un DDoS.

Actualizaremos esta publicación conforme tengamos más información de los hechos.

👇 Más en Hipertextual