Apple sigue buscando formas de mejorar la fotografía y el vídeo de sus terminales móviles, y lo cierto es que de un tiempo a esta parte, la inteligencia artificial se ha convertido en el mayor aliado de la fotografía móvil como bien demostró Google ayer durante la presentación del Pixel 3. Por eso no sorprende la última compra de Apple que, aunque se produjo de forma efectiva a finales de 2017, es ahora cuando ha salido a la luz.

Y, ¿para qué ha sacado Apple la chequera? Para hacerse con Spektral, una startup danesa especializada en fotografía computacional y cuya principal tecnología es la eliminación de elementos en el fondo de imágenes y vídeos, es decir, la aplicación de inteligencia artificial para mejorar la composición y los elementos de una imagen.

La empresa estaba centrada en aplicar técnicas de aprendizaje automático a la edición de imágenes y videos con bastante buen resultado según informó el medio local Borsen, lo que ha llamado la atención de Apple de cara a aplicar esta tecnología a sus terminale.

Spektral, que anteriormente era conocida CloudCutout, había recaudado poco más de $3 millones de dólares antes de la adquisición por parte de Apple, y su enfoque principal eran los dispositivos móviles, con un técnica un tanto especial que permitía el procesamiento de imágenes y vídeo en tiempo real para separar personas y objetos del fondo, eliminar elementos no deseados o colocar otros.