Cuando instalamos una aplicación en Android, normalmente a través de Google Play, se nos pregunta si aceptamos la instalación y, además, vemos una lista que dice algo así como “esta aplicación puede acceder a”. Ahí se detalla los componentes del teléfono y la información a la que esa aplicación accederá.

También son visibles en la ficha de la aplicación, en Google Play, si pulsamos en Ver detalles debajo de Permisos.

Los permisos de Android tienen una razón de ser, limitar el acceso de las aplicaciones a determinados elementos, como la cámara o el micrófono y a según qué información, como nuestra agenda de contactos, nuestros mensajes o nuestro historial de navegación.

Sin embargo, no siempre nos fijamos en esa lista de permisos. Normalmente no debería de ser un problema, pues las aplicaciones de Google Play se revisan periódicamente, pero no es la primera vez que nos enteramos de apps retiradas por abusar de estos permisos y que han robado datos de los teléfonos donde estaban instaladas o algo peor.

Actualizaciones sorpresa

Otro detalle a tener en cuenta. Es posible que los permisos de Android solicitados por una aplicación cambien entre versiones añadiendo o quitando permisos. En este sentido, si te preocupa tu privacidad, tal vez quieras actualizar manualmente las aplicaciones.

Para desactivar las actualizaciones automáticas de aplicaciones, debemos entrar en la Play Store, abrir el menú y luego Ajustes > Actualizar aplicaciones automáticamente y pulsamos en No actualizar las aplicaciones automáticamente.

Esta medida de precaución tiene un lado bueno y uno malo. Evitarás sorpresas con los permisos pero deberás acordarte de actualizar tus aplicaciones de vez en cuando.

Así que si quieres desactivar la actualización automática sólo en ciertas apps, las menos fiables, puedes hacerlo desde Play Store > Menú > Mis aplicaciones y juegos > Instaladas. Pulsamos la aplicación en cuestión, luego en Más y desmarcamos la casilla Actualizar automáticamente.

Un vistazo a los permisos

Los permisos de Android de aplicaciones instaladas son visibles en cualquier momento desde la ficha de cada aplicación.

Basta con acudir a Ajustes > Aplicaciones, seleccionar cada aplicación por separado y luego pulsar en Permisos. En Android 6.0 y versiones posteriores es posible marcar y desmarcar manualmente los permisos en caso de duda.

Luego, si la aplicación necesita acceder a ese permiso para funcionar, nos lo preguntará de nuevo.

Otra posibilidad es ver esta información organizada según qué permiso se utiliza. Desde Ajustes > Aplicaciones > Permisos de aplicaciones o desde Ajustes > Privacidad y seguridad > Permisos de aplicaciones, según la versión de Android, veremos los permisos de Android disponibles y qué aplicaciones hacen uso de cada uno.

Que una aplicación solicite ciertos permisos no debe disparar nuestras alarmas a no ser que nos extrañe que, por ejemplo, un juego utilice el calendario o la lista de contactos, o que una aplicación para activar la linterna pida acceso al micrófono a la cámara.

Dedicarle un mínimo de tiempo ocasionalmente es más que suficiente para revisar los permisos de Android de vez en cuando y confirmar que las aplicaciones no abusan del acceso a la información guardada en nuestro smartphone.

👇 Más en Hipertextual