Era cuestión de tiempo tras ver la evolución del valor, pero lo cierto es que Amazon, siguiendo la estela de Apple, ha alcanzado el precio de los $2,050.27 dólares por acción, lo que la catapulta directamente a ser la segunda compañía estadounidense que alcanza el billón de dólares de valor de mercado, un éxito sin precedentes para una compañía jóven -de tan solo 24 años- que lleva un crecimiento sin precedente pese a la relativa falta de beneficios.

La mayoría de analistas sitúan a Amazon como uno de los valores más importantes para el futuro, pero más allá de su impecable nivel de ingresos, la relación de la compañía con los beneficios, y por tanto, con los accionistas, es algo más limitada. Ahora, y con la subida del 2% de sus acciones, la compañía ha sido capaz de alcanzar la marca del billón (o trillón norteamericano), números que se basan en un recuento de acciones de 487.741.189, que son las que están en circulación.

Quizás las mayores expectativas de la compañía están puestas en su negocio en la nube, que para los analistas es la apuesta a futuro con el que por fin puedan sobrellevar una cifra de beneficios estables en el tiempo y romper con las tremendas diferencias entre lo que ingresa y el flujo libre que le queda después de cada ejercicio.

Sea como sea, es un hito sin precedentes para dos compañía americanas que en menos un mes han alcanzado tamañas cifras, y que sin duda será un punto de inflexión en la historia bursátil reciente. Ahora está por ver si ambas pueden mantenerlo en el tiempo, y sobre todo, como influyen los próximos resultados financieros en estas cifras astronómicas.