Sonos, la compañía especializada en dispositivos de sonido de alta calidad, debuta hoy en La Bolsa de valores de Estados Unidos, el Nasdaq en particular, a un precio de 15 dólares. Se esperaba que la oferta pública inicial fuese de entre 17 y 19 dólares.

Se cotizará bajo el ticker SONO. Pondrá a la venta 13,6 millones de acciones, valorando a la compañía en 1.500 millones de dólares, buscando unos 200 millones extra de financiación. En la documentación presentada a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) revelaron que habían vendido un total de 19 millones de altavoces inteligentes y generado ganancias de 992,5 millones de dólares a lo largo del año fiscal de 2017.

También reportaron pérdidas de 14,2 millones de dólares, menos que en 2016 y 2015, que fueron 38,2 y 68,8 millones de dólares, respectivamente. La tendencia, por lo tanto, sería que la compañía sea rentable este mismo año fiscal. El último producto lanzado por Sonos es el Beam, una barra de sonido que intenta mejorar significativamente el sonido en el salón de casa, con soporte de asistentes de voz como Google Assistant y Alexa.

De cara a su salida a la bolsa, Sonos ha realizado una campaña publicitaria en que rediseñan la campana de arranque para que suene mejor. Sutil, pero creativo.